Sastrerías en la calle Nataniel Aguirre de la ciudad de La Paz. (foto: Archivo)

Erika Ibargüen A. / Bolivia Digital

Al menos 15 mil sastres de la ciudad de La Paz se declararon en emergencia, como muchos otros sectores, ante la falta de ingresos para la manutención de sus familias debido a la cuarentena que vive Bolivia hace más de un mes.

Mario Vargas, representante del sector ubicado en la calle Nataniel Aguirre de la zona Garita de Lima, lugar conocido por estar ocupado por estos expertos en la costura, aseguró que su sector enfrenta grandes pérdidas, principalmente por la suspensión de las fiestas patronales.

“Tenemos pérdidas cuantiosas, estamos muy preocupados y nos declaramos en emergencia porque este problema nos perjudica al igual que a otros sectores, no generamos trabajo, por eso pedimos al Gobierno que nos ayude”, clamó.

Agregó que la suspensión de las fiestas folklóricas hizo que muchos hogares en este sector se queden sin alimentar a sus familias.

Explicó que su gremio elabora trajes de vestir, pero que ahora no tienen trabajo.

“Sugerimos que se faciliten los créditos cuando retornemos a la normalidad y no quedar tan afectados. Después de esta pandemia nadie va querer venir a recoger su traje para usarlo por falta de dinero”, resaltó.