INTER - Chile - AFP

 

AFP / Chile – Edición impresa

El 68% de los chilenos estima que el estallido social que se inició a mediados de octubre es necesario “para generar cambios en el país”, mientras que casi la mitad considera que no deben terminar las manifestaciones, indicó un estudio de Ipsos publicado ayer.   

La encuesta “Movilización 2019” arrojó una alta adhesión a que lo ocurrido hasta ahora es necesario para generar cambios en el país, con un 68% de preferencias, mientras que el 48% está de acuerdo en que no terminen las manifestaciones.

Durante la crisis social que comenzó el 18 de octubre, se han producido violentas protestas en las calles, saqueos e incendios, que dejaron 23 muertos y miles de heridos.

Los encuestados afirmaron que desde el inicio de la crisis, su mayor miedo son los saqueos y el vandalismo (53%), seguido muy de cerca por el desabastecimiento (52%).

En tanto, la presencia de militares en las calles durante los primeros nueve días del estallido —cuando el Gobierno chileno decretó estado de emergencia— generó temor en el 45% de los consultados.

Las mujeres se mostraron más críticas que los hombres respecto al actuar de la Policía en el reguardo del orden público, y también sintieron mayor temor ante la presencia de militares en las calles.