Infografía Yuri Rojas

• Redacción Central/

A un mes de la inauguración del Centro de Medicina Nuclear y Tratamiento del Cáncer (CMNyTC), los profesionales altamente capacitados atendieron 721 pacientes, la mayoría derivados del Sistema Único de Salud (SUS).

“La mayoría ha sido atendida de manera gratuita, el 81% es del SUS. El promedio es de 33 pacientes por día”, informó ayer la directora general ejecutiva de la Agencia Boliviana de Energía Nuclear (ABEN), Hortensia Jiménez Rivera.

La prevalencia en la atención fue de personas que padecen de cáncer de cuello uterino, con 28%. El 15% fueron enfermos con cáncer de mama, 6% en abdomen, 6% en próstata, 5% en la cabeza, 5% en el sistema linfático, 5% en la piel y 30% de otras patologías.

Una persona llega para consultar los requisitos para la atención.

“Confirmamos que el problema mayor que tiene nuestro país, en términos oncológicos, es el cáncer de cérvix y mama; por lo tanto, el 63% de los pacientes es mujer y el 37%, varón”, puntualizó.

El 54% de los visitantes llegó al Centro para efectuar consultas generales, la mayoría preguntó cómo acceder a la atención, el 37% fue por consultas en oncología clínica, el 6% accedió a radioterapia y el 3%, a medicina nuclear.

En términos de edad, el 48% de los pacientes atendidos está entre 50 y 69 años; el 29%, entre 30 y 49; el 19% son mayores de 70, y el 4% menores de 30.

El 47% de los visitantes al centro es de La Paz, el 37% de El Alto, pero también hubo 4% de Cochabamba, 3% de Santa Cruz y Oruro, y 6% de otros departamentos.

El CMNyTC es parte del Centro de Investigación y Desarrollo en Tecnología Nuclear y forma parte de la Red de Centros de Medicina Nuclear, que se enmarca dentro de las políticas del Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia, expresadas en la Agenda Patriótica del Bicentenario 2025 (AP-2025).

Dentro de los 13 pilares de la AP-2025, la Red de Centros de Medicina Nuclear se basa principalmente en los referentes a: acceso y promoción de la salud de los bolivianos, desarrollo del conocimiento científico y tecnológico, además de soberanía científica y tecnológica con identidad propia.

Con base en estos pilares, se contribuirá con un servicio integral de calidad y calidez en beneficio de la población boliviana. Además de favorecer al desarrollo tecnológico y de promover el desarrollo del conocimiento científico en las áreas de medicina nuclear, radioterapia, oncología clínica y física médica, así como la formación de nuevos recursos humanos en el área de tecnología nuclear.

Los avances científicos tecnológicos en el uso de la energía nuclear y las radiaciones ionizantes en el mundo aplicados a la medicina han generado contribuciones importantes en el diagnóstico temprano y tratamiento oportuno a los pacientes con cáncer.

La incorporación y desarrollo de las aplicaciones pacíficas de la tecnología nuclear, administradas de manera científica y responsable, permiten brindar soluciones tecnológicas de avanzada aplicadas a la salud, permitiendo brindar soporte y soluciones a las patologías con mayor morbilidad y mortalidad.

Profesionales llevan a un paciente a la sala de radioterapia.

El CMNyTC cuenta con tres servicios fundamentales, el servicio de medicina nuclear, la radioterapia y oncología clínica.

La medicina nuclear es una especialidad médica que emplea radiofármacos para el diagnóstico, se diferencia de otras técnicas de imagen por realizar estudios metabólicos, con el detalle anatómico.

El servicio está equipado por equipos de diagnóstico Pet/CT y Spect/CT, que trabajará en coordinación con el Complejo Ciclotrón Radiofarmacia que se espera inaugurar este año. Ambos tomógrafos efectuarán el diagnóstico de patologías oncológicas y su seguimiento, además de patologías cerebrales y cardíacas, entre otras.

Ambos equipos se especializan en diagnósticos de manera temprana como de vital importancia para el tratamiento de las enfermedades oportunamente. Bolivia cuenta con equipos de última generación, aumentando la detección temprana de las células cancerígenas y generando diagnósticos en estadios tempranos.

La radioterapia es una especialidad médica asociada a la oncología que se encarga del tratamiento del cáncer a partir del uso de altas dosis de radiación con dos tipos de energía para destruir células cancerosas: fotones y electrones.

El CMNyTC cuenta con radioterapia externa que emplea los aceleradores lineales que generan un haz de radiación que permite depositar la energía de forma precisa en el tumor y proteger de la mejor manera al tejido sano circundante.

Se tiene también el equipo de radioterapia interna o braquiterapia que es la técnica de tratamiento que consiste en la aplicación de una o varias fuentes radiactivas pequeñas encapsuladas, en el seno del tumor o en contacto con el mismo.

El servicio de radioterapia oncológica está equipado por dos aceleradores lineales, braquiterapia de alta tasa de dosis, tomografía para planificación y servicios de ecografía y radiología con arco en “C”, en apoyo a braquiterapia, con los cuales se realizarán tratamientos contra el cáncer ya sea con intención curativa (de manera exclusiva, o en combinación con quimioterapia, antes o después de una cirugía) o intención paliativa (dolor, hemorragias, compresiones ocasionadas por el cáncer).

El país ya cuenta con las técnicas y tratamientos que permiten cuidar al paciente, irradiando tumores de manera más precisa y cuidando a los órganos sanos en riesgo.

En el servicio de oncología clínica los médicos están al cuidado del enfermo desde su diagnóstico, incluyendo el tratamiento y seguimiento, hasta la curación o progresión y en el período terminal del paciente; su principal competencia es el manejo de tratamiento sistémico o antineoplásico con quimioterapia, hormonoterapia, terapia blanco, inmunoterapia y fármacos en desarrollo, de manera exclusiva o en combinación con radioterapia, cirugía oncológica y medicina nuclear, siendo tratamientos que se realizan de manera multidisciplinaria.

El golpe de Estado frenó los avances

En la gestión 2020, las actividades del Centro de Medicina Nuclear y Radioterapia fueron paralizadas, la obra civil y los equipos se encontraban listos desde 2019, pero las pésimas gestiones que se llevaron a cabo durante el gobierno de facto no permitieron que el Centro de Medicina Nuclear y Tratamiento del Cáncer (CMNyTC) de El Alto inicie sus operaciones.

Los equipos de alta tecnología una vez instalados y listos para su funcionamiento necesitan supervisión constante y los controles diarios, actividades que no se efectuaron por el desconocimiento de quienes se hicieron cargo del CMNyTC y que se retomaron desde inicios de la gestión 2021.

Hoy, el Centro funciona a la perfección con 44 profesionales altamente capacitados en Argentina, Rusia, México, Estados Unidos y Brasil, entre otros países.

Objetivos de la Red de Centros de Medicina Nuclear

La Red de Centros de Medicina Nuclear y Radioterapia tiene como objetivo general la incorporación y desarrollo de las aplicaciones de la tecnología nuclear en el área de la salud con la implementación de tecnología de vanguardia que permitirá dar soluciones integrales en Medicina Nuclear, Radioterapia y Oncología Clínica.

Los objetivos específicos de la red serán cubrir las necesidades asistenciales de Bolivia en el diagnóstico, tratamiento y control de los pacientes oncológicos.

También se buscará proporcionar servicios de diagnóstico avanzado en oncología, cardiología y neurología, entre otras, mediante las aplicaciones de la tecnología avanzada en medicina nuclear.

Se contribuirá y complementará a la atención de pacientes oncológicos de la Red de Atención de Servicios de Salud para descongestionar la Red de Servicios.

Se desarrollará las aplicaciones de la tecnología nuclear en la salud.

Para lograr este fin se formará recursos humanos especializados y de alto requerimiento en el país.

Se efectuará investigación en las áreas que componen los Centros de Medicina Nuclear y Radioterapia, pero el objetivo primordial será reducir la mortalidad por cáncer y mejorar la calidad de vida de los pacientes oncológicos.

LinkedIn