Marcelo Ríos, director del Sedes de Santa Cruz. (Foto: Archivo)

Bolivia Digital

El director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) en Santa Cruz, Marcelo Ríos, exhortó nuevamente a la población a acatar las medidas de prevención para evitar la propagación del coronavirus y confirmó que de los 18 casos reportados anoche, 10 son importados y 8 son por contagio local.

“Aún se puede parar esta pandemia, sobre todo cuando esta implica transmisión por contacto, ahora hacemos un seguimiento individual, pero no queremos llegar al momento en el que se desborden las fases 3 y 4”, dijo.

Exhortó a la población a quedarse en casa y acatar la medida de cuarentena de forma seria.

La autoridad habló sobre las 82 personas que llegaron de San Pablo, todos ellos bolivianos y provenientes de otras latitudes, además de Brasil, Cuba, Argentina y otros países.

“Estas personas llegaron a Campo Grande y pasaron a Corumbá, el país vecino (Brasil) hizo la transferencia de este grupo de personas y el Sedes estuvo un día en fronteras, donde verificó el estado médico respectivo de cada uno de ellos; sin embargo, el Ministerio de la Presidencia emitió ayer un comunicado en el que indicaba cuál sería el procedimiento y los pasajeros llegaron en varias unidades de transporte hasta Bolivia”, comentó.

Ríos indicó que de los 82 pasajeros solo 10 personas tenían domicilio en Santa Cruz y el Sedes los recibió a medianoche en el centro de acogimiento El Remanso, donde un equipo los valoró, registró y después de este protocolo los trasladó a sus respectivos domicilios.

“Estas personas son de riesgo, pero no tienen sintomatología”, destacó.