El Presidente en el momento de recibir la vacuna contra el Covid-19. (Foto: Gonzalo Jallasi)

• Williams Ramírez /

El presidente Luis Arce llegó ayer al hospital del Sur, en El Alto, a las 08.15 aproximadamente, para recibir la dosis de la esperanza. Periodistas y autoridades de Estado lo esperaban para acompañarlo en el proceso.

El Primer Mandatario se bajó del vehículo, saludó con la mano en alto a quienes lo reconocieron y de forma serena y sencilla fue a la fila para esperar su turno, como cualquier ciudadano.

Se sentó en una silla en el área de triaje, mientras el ministro de Salud, Jeyson Auza, le explicaba los pasos a seguir. Por grupo etario le corresponde a Arce la vacuna, ya que se inmuniza a personas que tienen entre 50 y 59 años.

Pasaron algunos minutos y el mandatario fue invitado a despojarse de su saco para descubrirse el brazo. Los médicos del Centro Masivo de Vacunación le midieron la presión y tomaron sus signos vitales en el brazo derecho. Se le hicieron preguntas sobre su salud, si es que se encuentra medicado o si tiene alguna patología de base. El mandatario respondió las preguntas mientras le tomaban la temperatura con un termómetro digital infrarrojo, mismo procedimiento que se hace a cualquier boliviano antes de la vacunación.  

Después de la evaluación de los médicos, quienes señalaron que el Jefe de Estado podía recibir la vacuna, Arce dio las gracias y pasó al área de registro y en el cubículo 2 se sentó al lado de un ciudadano, quien al verlo se emocionó y lo saludó con el puño, el mandatario le respondió la acción con mucho cariño.

Luis Arce fue registrado al presentar su carnet de identidad y mientras esperaba conversó brevemente con el ciudadano que estaba al lado en el mismo trámite de registro. El proceso, que duró unos minutos, fue transmitido por redes sociales y varios medios de comunicación.

Posteriormente, pasó al vacunatorio. Una enfermera le explicó el procedimiento y le dio a firmar un consentimiento informado para acceder a la dosis. Arce estampó su rúbrica en el papel.

El personal de salud lo conectó a un tensiómetro digital y oxímetro de pulso para monitorear sus signos vitales. La primera autoridad de Bolivia se descubrió el brazo para recibir la vacuna Sputnik V.

Enfermeras prepararon al mandatario, llenaron la jeringa con la dosis de la esperanza y la autoridad fue inmunizada junto a al menos media docena de ciudadanos que se dieron cita para recibir la dosis, coincidiendo con el Presidente.

Minutos más tarde, Arce dejó el hospital en medio de una ovación del personal del hospital y afuera muchas personas se acercaron para estrecharle la mano.

Elogian al Presidente

El diputado por Comunidad Ciudadana (CC) Alejandro Reyes ponderó ayer la acción del presidente del Estado Plurinacional, Luis Arce, por recibir la vacuna contra el Covid-19. El legislador consideró que a partir de esta acción el Gobierno debería iniciar una campaña de información sobre los beneficios de los inmunizadores. 

Al respecto, la viceministra de Comunicación, Gabriela Alcón, dijo que es importante que la población acceda a la vacunación como lo hizo el Presidente y recomendó que quienes reciban la vacuna no bajen la guardia y continúen con los protocolos de bioseguridad para evitar contagios en todo el territorio nacional.