Trabajadores de Emapa en las calles con pancartas. (Foto: Emapa)

• Redacción Central /

El director general de Lucha Contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación, Ivar Villarroel, informó ayer que el país es un exponente en la construcción del respeto y tolerancia entre todos los bolivianos.

“Bolivia avanzó mucho en 14 años en las políticas de inclusión, donde toda la población debe reconocer el principio de diversidad que nos caracteriza, todos somos del campo y la ciudad, somos varias naciones y pueblos indígenas”, mencionó en una entrevista con Patria Nueva.

La autoridad señaló que el Estado Plurinacional está en proceso de construir una sociedad plural y armónica, reivindicando el Vivir Bien, pese al quiebre que se generó en el país con el golpe de noviembre de 2019.

Recordó que esas políticas se incluyeron desde hace 14 años y enmarcan la búsqueda de la pluralidad a nivel nacional.

“Bolivia está nuevamente arrancando con esta decisión de generar una sociedad inclusiva, donde el progreso y el desarrollo tienen que ser integrales”, manifestó.

Villarroel mencionó que el Ejecutivo, a través de todas sus instituciones, prosigue con la tarea de generar políticas para toda la población, pero ahora el desafío está en la ciudadanía.

“El racismo lo vivimos en todos los sectores y en todos los aspectos territoriales, en todos los ámbitos de nuestra vida. Por eso, cada uno de nosotros, desde nuestras familias, podemos construir esta sociedad de respeto y tolerancia. Debemos sentirnos orgullosos de nuestras diferencias como bolivianos, reivindicando y valorando aquello”, finalizó. 

Jornada de sensibilización

La Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa), dependiente del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural, se sumó a las actividades de atención, comprensión y abordaje al público para erradicar cualquier tipo de discriminación o racismo.

La empresa estatal participó en la feria interinstitucional en la zona de Río Seco de la ciudad de El Alto, donde varias entidades expusieron sus productos y aprovecharon la jornada para socializar los alcances de la Ley N° 45, en el marco de la Ley N° 139, que declara el 24 de mayo de cada año como Día Nacional Contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación.

Los servidores públicos de Emapa salieron por algunos minutos fuera de sus oficinas para explicar a la ciudadanía sobre la normativa vigente que sanciona y hasta penaliza las prácticas racistas y discriminatorias.

Los trabajadores portaron pancartas con mensajes a favor de la inclusión y en contra de la discriminación, como una forma de reivindicación del buen trato e igualitario en todas las instancias estatales y en los sectores de la sociedad civil.

La viceministra de Turismo del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Eliana Ampuero, saludó la participación en la cruzada de las empresas públicas, desconcentradas y de sus servidores.

Navia: Este delito no debe ser tolerado

La ministra de Trabajo, Verónica Navia, afirmó ayer que los campesinos e indígenas de Chuquisaca marcaron en el calendario boliviano que la discriminación no debe ser tolerada nunca más.

“Este no es un día de celebración.  Este es un día para reivindicar nuestro origen y no permitir nunca más que las personas sean agredidas, humilladas y sometidas por su origen”, señaló Navia.

Recordó el 24 de mayo de 2008, cuando alrededor de 25 indígenas y campesinos fueron tomados como rehenes por un grupo de autoridades locales y fascistas mimetizados entre los universitarios de Sucre.

Los 25 rehenes fueron obligados a desnudarse y llevados a pie a la plaza 25 de Mayo, donde les hicieron arrodillar y los golpearon para que pidan perdón.