Policías trasladan en un vehículo patrullero a un infractor. (Foto: Share Bolivia)

Bolivia Digital

A pesar de las restricciones dispuestas por el Gobierno para que la ciudadanía solo salga a realizar algunas compras, a partir de la terminación de sus cédulas de identidad, 719 personas que desobedecieron esta disposición fueron arrestadas ayer en diversos sectores del país.

El general Rodolfo Montero, comandante de la Policía Boliviana, indicó hoy que también se retuvieron 212 motorizados; sin embargo, destacó que cada día baja la cantidad de infractores, puesto que los bolivianos asumen con mayor responsabilidad que la cuarentena es necesaria para precautelar su salud.

“Reiteramos el mensaje para que acaten la cuarentena y se queden en sus casas, coadyuven con la Policía y entidades del Estado para vencer la pandemia del coronavirus, y estamos seguros de que lo haremos”, afirmó.

Al respecto, el viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, señaló al periódico Bolivia que la conciencia de la población en todo el país permite mayor protección de la ciudadanía.

“Aún tenemos infractores en cantidades reducidas en Santa Cruz, La Paz y algunos sectores de provincias en Cochabamba, pero el resto decidió cumplir la cuarentena nacional; más que los números, destaco el grado de concientización de los ciudadanos, lo que es importante para la lucha contra la pandemia”, reflexionó.

Agregó que las campañas de sensibilización fueron efectivas a pesar de la constante confusión y desinformación en redes sociales, que buscan caos.

“La gente entiende que necesitamos orden, por ello pedimos coadyuvar a la población, ya que su colaboración reduce los indicadores de infractores porque cada día el trabajo es más coordinado. Vemos más orden en los mercados de la gente que desea desarrollar actividades, lo cual refleja esa baja cantidad de arrestados y motorizados infractores”, manifestó.

La anterior semana, los índices de personas arrestadas eran mayores a 1.500 por día.