Eco 5_F1 YPFB

 

Redacción central/Edición Impresa
Luego de la suspensión del bloqueo a la planta de Senkata, la comercialización de gasolina, diésel y GLP (gas licuado de petróleo) se normalizó ayer en las ciudades de La Paz y El Alto, informó la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH).

“Se comunica a la población en general que a partir de hoy 23 de noviembre del presente año se normaliza el abastecimiento de carburantes (gasolina, diésel, GLP). Con este motivo, trabajamos en normalizar la venta de combustible”, se lee en un comunicado de dicha entidad.

En cumplimiento al denominado Plan Abastecimiento La Paz, se inició el suministro de combustibles a las poblaciones de La Paz y El Alto, encabezado por el Ministerio de Hidrocarburos, en coordinación con Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y la ANH.

Citado en un boletín, el presidente de YPFB, José Luis Rivero, indicó que hasta las 09.00 de ayer salieron de la planta de Senkata 31 camiones con GLP y más de 100 cisternas con gasolina especial y diésel oil para abastecer a las 74 estaciones de servicio (EESS) que hay en La Paz y El Alto.

“El personal de la estatal petrolera trabajó durante la noche del viernes y la madrugada de este sábado para enviar a las estaciones de servicio de la sede de gobierno, 1.300.000 litros de gasolina especial y 550 mil litros de diésel oil”, dijo el presidente de la estatal petrolera.
reabastecimiento de glp

En horas de la tarde, el director ejecutivo de la ANH, Luis Fernando Valverde, informó que ayer además se distribuyó alrededor de 45 mil garrafas de GLP en todas las zonas “posibles” de las ciudades de La Paz y El Alto.

“Digo posibles porque aún tenemos dificultad con algunas personas que continúan bloqueando la distribución. En este sentido, pido a la población acudir a los puntos de venta establecidos y no obstruir al personal que realiza este arduo trabajo”, exhortó el ejecutivo.

Señaló que se logró reabastecer y distribuir carburantes a estas dos urbes gracias al trabajo coordinado entre el Ministerio de Hidrocarburos, YPFB y el apoyo de las Fuerzas Armadas y la Policía Boliviana.

Tras 11 días de bloqueo
Los accesos a la planta de Senkata de El Alto permanecieron bloqueados 11 días (del martes 12 al viernes 22 de este mes) por grupos de vecinos alteños que rechazan la administración de la presidenta Jeanine Áñez, quien lidera un Gobierno de transición hasta que se elija a las nuevas autoridades.

Los motorizados que salen de esta planta cuentan con las garantías necesarias. 

Envíos garantizados 

-El viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, aseguró que el combustible y garrafas de gas lograrán abastecer a los 14 distritos de las ciudades de El Alto y La Paz. Además dijo que el envío a las provincias del departamento está garantizado, según un reporte de la agencia ABI.