El Gobernador de La Paz, Félix Patzi, informó que las autoridades municipales, de la Defensoría del Pueblo y de organizaciones sociales dieron garantías para el retorno a Caranavi de los 39 profesionales en salud que fueron hostigados y obligados a dejar ese municipio, en plena epidemia Covid-19. (Foto: Gobernación de La Paz)

Jorge Castel / Bolivia Digital

Autoridades de Caranavi y la delegación de la Gobernación de La Paz se reunieron y acordaron que los médicos que se replegaron en pasadas horas a La Paz inicien su retorno desde el domingo a sus funciones con todas las garantías.

“Nos reunimos con el Gobernador, el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de La Paz, el Sindicato de Médicos de Caranavi y el Defensor del Pueblo. De esta manera, se determinó el retorno de los médicos con los controles que corresponden, parcialmente tal vez algunos vuelvan el domingo”, informó el concejal Moisés Marca.

El repliegue de médicos y personal de salud, incluidas sus familias –unas 150 personas–, fue instruido por el Sedes el miércoles, debido a la falta de garantías para sus funciones y a las acciones violentas de algunos ciudadanos de Caranavi.

Pobladores de esa región incurrieron en actos de violencia y maltrato contra los galenos, además que se resisten al cumplimiento de la cuarentena y las medidas de bioseguridad dictadas por la emergencia sanitaria por el coronavirus.

“Desde un principio he dicho que personal que es maltratado es replegado», afirmó el director del Sedes, René Sahonero, cuando anunció la medida.

Por su parte, el gobernador de La Paz, Félix Patzi, indicó que las autoridades dieron garantías para el retorno de los médicos. “Los dirigentes han contextualizado los hechos, se identificó a las personas que hostigaron a los trabajadores, se iniciarán procesos y nos presentaron los votos resolutivos de diferentes sectores. Se comprometen a dar garantías para las labores profesionales”.