El Comité Cívico de Santa Cruz reunido con otras instituciones. (Foto: Archivo)

• Romina Montoya /

La marcha definida por el Comité Cívico Pro Santa Cruz para el 25 de enero, en supuesta defensa de la institucionalidad de las entidades cruceñas, busca proteger a los autores implicados en el caso de los ítems fantasmas, así lo denunciaron los asambleístas del Movimiento Al Socialismo (MAS).

El diputado Juanito Angulo afirmó que con este tipo de medidas de presión los cívicos cruceños buscan proteger a quienes desfalcaron de manera irregular y arbitraria los recursos económicos del pueblo cruceño, contratando mediante los ítems fantasmas a personas que nunca trabajaron en la Alcaldía de Santa Cruz.

“La dirigencia cívica encabezada por Rómulo Calvo quiere sabotear y dilatar el proceso investigativo de los ítems fantasmas, no quiere que los culpables de haber robado la plata de los cruceños sean sancionados por la justicia, quieren que haya impunidad sobre los hechos de corrupción”, aseguró.

El dirigente cívico cruceño Rómulo Calvo.

El senador Leonardo Loza calificó la marcha del martes como política y que pretende proteger la corrupción en las instituciones estatales y algunas cooperativas que fueron manejadas por muchos años por élites de poder y logias que asaltaron el dinero del pueblo con fines personales.

“Yo lamento el actuar de los miembros del Comité Cívico, ya que en lugar de trabajar en contra de los hechos de corrupción, intentan proteger. Ojalá reflexionen y se sumen a la investigación para que se esclarezca este caso”, sostuvo.

La diputada Bertha Acarapi vaticinó que esta movilización no tendrá la convocatoria y menos aceptación del pueblo cruceño, toda vez que estos dirigentes cívicos ya perdieron toda credibilidad al estar presuntamente involucrados no sólo en los ítems fantasmas, sino en otros hechos irregulares.

“Su convocatoria no tendrá el apoyo de la ciudadanía cruceña porque perdieron toda credibilidad, será todo un fracaso ya que la gente quiere que los responsables de la contratación de personas sean juzgados y sancionados por la ley”, dijo.

El viernes, el Comité Cívico Pro Santa Cruz llevó a cabo una reunión de directorio ampliado en la que determinó declararse en estado de emergencia y efectuar una marcha pacífica para el 25 de enero en defensa de la institucionalidad cruceña, en defensa de Rómulo Calvo, quien fue citado por la Fiscalía a declarar por los delitos de sedición y conspiración, además de otros puntos que fueron contemplados en siete resoluciones.

La entidad cívica se declaró “en estado de emergencia” y convocó a la población cruceña a “estar alerta ante el ataque” a su institución. Además, invitó a la ciudadanía a participar de la vigilia que acompañará al presidente del ente cívico (…) a una audiencia en la Fiscalía Departamental de Santa Cruz hoy a las 08.00.

LinkedIn