La mercadería ilegal decomisada por la Aduana. (Foto: Aduana)

• Franz Acarapi /

La Aduana Nacional (AN) decomisó el martes en la zona 16 de Julio de El Alto, en un operativo ejecutado a las 05.30 de la madrugada, 1.500 fardos de ropa usada valuada inicialmente en Bs 1,5 millones, informó la presidenta de la institución, Karina Serrudo. 

El operativo fue coordinado con las Fuerzas Armadas, el Control Operativo Estratégico (COE), la Policía y el equipo de Inteligencia de la AN, que unos días antes, por un proceso de investigación y seguimiento, logró detectar 17 domicilios donde se almacenaba la prendería usada, cuya internación al país y comercialización está prohibida de acuerdo a lo establecido en el artículo 117 de la Ley General de Aduana.

La mercadería ilegal confiscada tiene un peso de 71 toneladas y fue transportada a las instalaciones de la Aduana en nueve camiones de alto tonelaje para su respectiva valoración que inicialmente se estableció en Bs 1,5 millones.

“Son 1.500 fardos aproximadamente, valuados en un millón 500 mil bolivianos (…) posteriormente se va a realizar el aforo y se va a tener el monto exacto de cuánta ropa usada (es) y cuánto tiene de valía”, apuntó Serrudo.

De acuerdo con la autoridad, la prendería usada es ingresada por los contrabandistas por la frontera con Chile a través de rutas alternas.

“Todo es ropa usada, es mercadería prohibida que hace daño a nuestra producción nacional, principalmente a nuestros microempresarios, a nuestros empresarios, medianas empresas, que se dedican a confeccionar textiles, zapatos, zapatillas”, manifestó.

En el operativo participaron más de 300 efectivos que fueron agredidos por las personas que intentaban evitar el decomiso con el uso de piedras, palos, petardos y hasta armas de fuego.

Según Serrudo, dos fiscales fueron secuestrados y una funcionaria de la Aduana; sin embargo, más tarde fueron liberados.

El fiscal departamental de La Paz, William Alave, informó que se inició la investigación a un grupo de personas por la agresión y privación de libertad a dos fiscales que participaron en el operativo de la Aduana.