ABI – Edición impresa

Un grupo de funcionarios de la Aduana y efectivos del Ejército fueron emboscados ayer por la mañana en el trayecto Abapó -Santa Cruz cuando escoltaban un camión con mercancía de contrabando.

“Para el ataque los contrabandistas emplearon un camión Volvo sin placa de control, mismo que embistió violentamente a una de las vagonetas de escolta”, señala una nota institucional.

Debido al uso de bombas molotov y posiblemente armas de fuego, los funcionarios aduaneros y militares escaparon del lugar y se replegaron en la Octava División, en Santa Cruz.

El camión confiscado por la Aduana contenía cigarrillos de contrabando que fueron incinerados, mientras que el otro motorizado fue abandonado en el lugar.