Un grupo de compatriotas en el campamento Tata Santiago, Pisiga, Oruro.

Bolivia Digital

Luego de aprobarse el protocolo para la repatriación de bolivianos que aún permanecen en otros Estados, el Gobierno ya cuenta con un cronograma de retornos a partir de la cantidad de solicitudes y de la capacidad de centros de aislamiento en el país.

“Una vez que se compatibilicen ambos aspectos será analizado por todos los estamentos y se concluirá el cronograma; es así que ya se tiene programado el ingreso de compatriotas de países fronterizos. La Cancillería lo elaboró con las embajadas y las cancillerías de países donde hay solicitudes de compatriotas para volver a nuestro país”, señaló el director general de la Dirección General de Migración (Digemig), Marcel Rivas, a la Red Uno.

La autoridad aclaró que el costo de todos los vuelos debe ser asumido por los interesados, ya que el Estado no puede hacerse cargo de esos gastos.

“Ya se tiene un 70 y 80% de varios vuelos establecidos, además los ministerios de Salud y de Obras Públicas cumplen un papel importante en el tema del traslado”, afirmó.