El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, pidió que se investigue a los responsables de estas convocatorias que atentan contra la salud de la población.

Eliana Uchani / Bolivia Digital

A partir de las 18.55 de hoy, los sectores afines al Movimiento al Socialismo (MAS) comenzaron con el denominado ‘petardazo’ como una forma de protesta contra el gobierno de la presidenta Jeanine Áñez. Al respecto, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, advirtió que el candidato a la presidencia Luis Arce convocó a desobedecer la cuarentena a través de mensajes que difundió en sus redes sociales.

Murillo cuestionó que el candidato convoque a este tipo de acciones que solo pretenden desinformar a la población. Advirtió que puede derivar en un proceso por atentado contra la salud y dejó en manos del Ministerio Público para que investigue estos hechos.

«Me preocupa muchísimo, vi en las redes, vi mensajes del candidato Arce Catacora, candidato de Evo Morales, quien llama a la desobediencia de la cuarentena; señores (esta enfermedad) es seria, no es una broma, no estamos jugando», manifestó Murillo en conferencia de prensa en Cochabamba.

Al respecto, la vocera del MAS y exministra de Comunicación Marianela Paco negó esas afirmaciones y las calificó como “temerarias y perjuriosas”. A la vez dijo que se busca criminalizar las expresiones de “impotencia social”.

“Basa su acusación pública en cuentas falsas y además en publicaciones que denotan una intencionalidad que tiene que ver con defenestrar no solo al Movimiento al Socialismo, sino el de criminalizar a la población (que expresa) la indignación social, la impotencia social de las diferentes realidades que existen en el país”, manifestó.

Una de las publicaciones que hicieron algunos funcionarios del Legislativo en las cuentas de Facebook y grupos de WhatsApp. Captura de pantalla.

Convocatoria

Sin embargo, a través de grupos de WhatsApp, cuentas en Facebook de asesores de los asambleístas del partido azul y funcionarios se evidenció que publicaron la convocatoria para las 19.00 de este domingo en repudio a la gestión de la presidenta Jeanine Áñez.

Incluso a través de las redes sociales circularon videos en los que se usan imágenes de movilizaciones contra gobiernos del neoliberalismo. El material fue publicado y compartido en grupos de WhatsApp por al menos cinco funcionarios de la Cámara de Diputados.

El video señala que es una convocatoria de la colectividad de bolivianos que residen en diferentes países, donde piden la libertad de los detenidos del 30 de abril, quienes salieron a bloquear en la zona de Senkata, en El Alto. Asimismo, exigen la renuncia del titular de Gobierno, Arturo Murillo.

El ‘petardazo’ se efectuó por cerca de 20 minutos, aproximadamente, en la ciudad de El Alto y algunas zonas de la sede de gobierno. Horas antes de este hecho, en una cuenta de Facebook que  supuestamente pertenece a Luis Arce,  también se convocó a esta manifestación. Esta cita tiene la finalidad de recordar los acontecimientos violentos de noviembre de 2019, que desencadenó con la renuncia de Evo Morales.

El aludido manifestó que esa cuenta no le pertenece y advirtió que personas inescrupulosas están haciendo uso de su imagen en una cuenta falsa. A la vez dijo que entregó una lista de sus cuentas oficiales al Tribunal Supremo Electoral.

Sin propuestas

Por otra parte, Murillo agregó que hasta ahora no vio ni una sola propuesta seria del MAS en defensa de la vida y la salud en medio de la pandemia por el coronavirus porque parecería que para ese partido político todo se reduce a «cacerolazos, cohetazos (o a decir que) es mentira la enfermedad».

En las últimas horas, Arce Catacora, mediante su cuenta en Twitter, cuestionó que se continúe prolongando la cuarentena para contener la propagación de la pandemia.

El 30 de abril se desarrolló una acción similar convocada por los adeptos del partido azul, el argumento era que se desarrollen los comicios presidenciales lo más antes posible.

Incluso llamaron a romper la cuarentena porque solo es un invento del Gobierno para quedarse en el poder. Un grupo de personas en Yapacaní asaltó las instalaciones de la Policía y sustrajeron las motocicletas que fueron decomisadas durante la cuarentena.

Mientras que en los distritos 8 y 14 de la ciudad de El Alto se registraron movilizaciones de personas que salieron a quemar llantas y bloquear las principales vías. Al menos 30 personas fueron aprehendidas por atentar contra la salud de la población.