choferes

 

ABI / Bolivia Digital

El secretario de Relaciones de la Confederación Nacional de Choferes, Miguel Aramayo, informó hoy que en la actualidad, solo 5% de los transportistas afiliados a esa organización logra trabajar en La Paz, ante la falta de combustibles por el cerco a la planta de Senkata.

Según el dirigente, las pérdidas que ocasiona el conflicto al sector son incuantificables, debido a que cada transportista dejó de trabajar casi un mes y eso repercutirá en el pago de las deudas que gran parte tiene con los bancos.

«La prensa es testigo, en realidad está trabajando solo un 5%, no hay más trabajando, estamos paralizados hace un mes», dijo a los periodistas.

Aramayo urgió a las actuales autoridades a buscar una solución al conflicto lo más pronto posible, para pacificar el país, porque ya es insostenible el efecto negativo para el sector, que trabaja al día.

«Deben permitir trabajar a los compañeros transportistas porque vivimos al día, y ahora seguro vamos a tener serios problemas al no poder cumplir con las entidades financieras», señaló.