Los feminicidios no cesan en Bolivia y aumentan las víctimas. (Foto: Archivo)

 

Bolivia Digital

La cuarentena por el coronavirus sirvió para identifiar que esta medida de emergencia sanitaria se convirtió en un factor de riesgo para las mujeres, niños y niñas que conviven con sus agresores y sufren violencia, según logró identificar Onu Mujeres, entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género.

En el comunicado hecho público, esa entidad sostiene que la violencia también es una pandemia que está presente en nuestra sociedad mucho antes del COVID-19.

“Frente a ello, ONU Mujeres recomienda a los gobiernos y la sociedad entender la problemática como un tema de orden social y de orden público, que amerita la atención y colaboración de todas y todos por erradicarla. En estos momentos hacemos un llamado a los estados para fortalecer y asegurar la continuidad de los servicios esenciales para responder a la violencia contra las niñas y las mujeres”, dice la nota.

En ese sentido, ONU Mujeres lanzó este jueves la campaña “Si las paredes hablaran tú y yo no seríamos cómplices”, que se plasmó en un material audiovosual trabajado en Ecuador y adoptado a Bolivia con la participación de 14 actores, actrices, artistas, futbolistas, presentadores de televisión, entre otras personalidades que hacen un llamado a la población, a los vecinos y vecinas para que no se constituyan en cómplices de hechos de violencia.

La organización sostiene que en la actual coyuntura para muchas mujeres las redes comunitarias y los vecinos son la única posibilidad de frenar una agresión e incluso de evitar ser asesinadas.

“ONU Mujeres rechaza tajantemente cualquier tipo de violencia y cree firmemente en la solidaridad y apoyo mutuo de las comunidades, barrios y vecindarios para no callar y ayudar a identificar y denunciar a la línea gratuita de la Fuerza Especial de Lucha contra la Violencia al 800 14 0348”.

De acuerdo con los datos del Sistema Informático (JL.1) del Ministerio Público, entre el 1 de enero y el 17 de mayo se registraron 42 feminicidios y 25 infanticidios a escala nacional, y se conoció que durante la cuarentena se reportaron 12 feminicidios y seis infanticidios.

De los 42 crímenes contra mujeres, 12 ocurrieron en el departamento de La Paz, nueve en Santa Cruz, seis en Cochabamba, en Potosí hubo tres, al igual que en Beni y Oruro, mientras que en Pando, Chuquisaca y Tarija se cometieron dos en cada uno.