El gobernador beniano entregó el lunes una sala de aislamiento en San Borja. (Foto: Sedes Beni)

Bolivia Digital

Desde que en Bolivia las autoridades de gobierno reportaron los dos primeros casos positivos de COVID-19, el 10 de marzo, el departamento de Beni se había mantenido libre de la pandemia por 42 días.

Este hecho cambió ayer, cuando se anunció la presencia de dos casos en ese departamento y el deceso de uno de ellos, un taxista de 62 años portador del virus en Trinidad.

Ante este hecho, las autoridades sanitarias anunciaron que se encuentran preparadas para la emergencia.

Tras el deceso, el personal de salud que atendió a los dos pacientes fue trasladado al Hotel Jacarandá para hacerles el seguimiento médico correspondiente; entretanto, los tres niveles de gobierno trabajan de manera coordinada y unifican esfuerzos para afrontar la aparición de nuevos casos.

“Estamos haciendo una unión de esfuerzos de los tres niveles de gobierno, Gobierno nacional, gobernación, alcaldías, y estamos tratando al máximo de hacer el seguimiento de los contactos de las dos personas”, informó el director del Servicio Departamental de Salud, Carlos Reyes.

El hombre que falleció como consecuencia del coronavirus trabajaba como chofer y se hacen esfuerzos por identificar a sus contactos, en su familia y en la comunidad.

En el caso de la mujer de 29 años que dio positivo y que tiene 36 semanas de embarazo, la autoridad indicó que se encuentra estable.

«La mujer fue llevada al centro COVID-19 habilitado en predios que pertenecen a las Fuerzas Armadas, donde funcionaba Cossmil», añadió.

El taxista de 67 años es la primera víctima de la pandemia en Beni, tenía una enfermedad de base y se encontraba hospitalizado desde el viernes en el Hospital Germán Busch, de Trinidad, por una complicación en los pulmones.

En la víspera, vecinos de la zona del cementerio de la ciudad de Trinidad protestaron en puertas del camposanto para evitar el entierro de los restos.

Pruebas

Respecto a las pruebas de laboratorio para detectar casos positivos, el director del Sedes, Carlos Reyes, informó que 300 transportes virales llegaron el domingo y anunció que se hacen las gestiones que corresponden para que ese material llegue en mayor cantidad.

“No se escatimarán esfuerzos, haremos todas las pruebas necesarias a partir de las normativas y los protocolos establecidos”, aseguró.