El asesor del Ministerio de Salud, René Sahonero consideró que a este rastrillaje se debe acompañar con una cuarentena "tal vez no tan rígida", pero sí con muchas restricciones. (Foto: Archivo)

ABI

El asesor del Ministerio de Salud, René Sahonero, informó el viernes que al menos 3.000 personas serán movilizadas en el rastrillaje masivo en las ciudades de La Paz y El Alto, que se prevé realizar desde el próximo 6 de agosto, con el objetivo de detectar nuevos casos de coronavirus COVID-19.

«La cantidad exacta no la conozco, pero con todo el personal de todas las redes de salud eso significa que se va a movilizar por lo menos en la ciudad de La Paz y El Alto unas 3.000 personas aproximadamente entre voluntarios, brigadistas y el personal de salud», dijo.

En la víspera, el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Ramiro Narváez, anticipó que el rastrillaje masivo en La Paz y El Alto  iniciará el próximo 6 de agosto, según dijo es la «fecha estimada».

Sahonero aseguró que el rastrillaje es una buena medida para realizar la búsqueda «activa» de casos positivos y sus contactos, con el objetivo de evitar que se complique su salud, trabajo que consideró de una «buena medida» para mitigar el contagio del coronavirus.

Consideró que a este rastrillaje se debe acompañar con una cuarentena «tal vez no tan rígida», pero sí con muchas restricciones.

A su juicio, lo más importante es darles a todas las personas sintomáticas o positivas de COVID-19, el tratamiento preventivo para que no lleguen a los hospitales en estado crítico.