La Alcaldía cerró el mercado Miraflores por un caso de COVID-19. (Foto: AMN)

Bolivia Digital

Al menos 300 comerciantes de los mercados Sopocachi, Los Pinos y Achumani se realizan pruebas médicas para detectar posibles casos de coronavirus. Estos centros de abasto se cierran por esta semana de manera preventiva.

Los mercados Sopocachi y Los Pinos cerraron el pasado martes y luego se realizó el lavado y desinfección de los mismos. En jueves dejó de funcionar el Achumani, sin embargo, en todos los casos el receso es por siete días, informó la directora de Mercados y Comercio en Vía Pública, Paola Valdenassi.

Esta metodología se aplica desde la semana pasada, permite prevenir una propagación de coronavirus en los centros de abasto, además que da un margen de descanso a la actividad comercial. La restricción se coordina a solicitud de los comerciantes.

“Estamos realizando un consenso con el directorio de los centros de abasto para que en este cierre preventivo, que dura siete días, podamos hacer un lavado y desinfección en profundidad, utilizando otros químicos que requieren una reacción de 24 horas y paralelamente, puedan realizarse las pruebas de manera particular”, afirmó Valdenassi.

Bajo este plan, los primeros cierres fueron de los mercados Bolívar Tembladerani, Teófilo Miranda e Irpavi; los dos primeros ya están activos pero el tercero deberá esperar por la sospecha de 25 comerciantes que podrían tener COVID-19.

Hasta la fecha, los mercados Haití, Yungas y Miraflores fueron suspendidos por casos positivos y sospechosos de coronavirus. El segundo fue desinfectado el miércoles y luego se definirá la fecha de reapertura; Miraflores aún debe permanecer sin funcionamiento.