Fuerzas del orden en una escuela de la ciudad rusa de Kazán. (Foto: RT)

RT / Ahora EL PUEBLO Digital

Un joven de 19 años abrió fuego en una escuela de la ciudad rusa de Kazán este martes, informan medios locales. El presidente de la república rusa de Tatarstán, Rustam Minnijánov, ha confirmado que al menos nueve personas murieron en el tiroteo y 21 resultaron heridas.

Seis de los alumnos hospitalizados se encuentran en estado crítico, según las autoridades sanitarias de la región. Una veintena de ambulancias se ha desplazado al lugar de los hechos.

Un joven de 19 años abrió fuego en una escuela de la ciudad rusa de Kazán este martes, informan medios locales. El presidente de la república rusa de Tatarstán, Rustam Minnijánov, ha confirmado que al menos nueve personas murieron en el tiroteo y 21 resultaron heridas.

Seis de los alumnos hospitalizados se encuentran en estado crítico, según las autoridades sanitarias de la región. Una veintena de ambulancias se ha desplazado al lugar de los hechos.

Un representante de los servicios de emergencia ha detallado que también se produjo una explosión en la zona. «Hubo una explosión en el edificio de la escuela, hay un intenso humo», comentó.

Este video recoge las primeras imágenes captadas desde el interior de la escuela.

Los alumnos de la escuela han sido evacuados y están recibiendo la ayuda de psicólogos. Las autoridades proporcionarán la asistencia necesaria a todos los afectados, ha prometido el presidente tártaro. «Se prestará asistencia tanto a la escuela como a las familias. Hoy es una gran tragedia para toda nuestra república, para nuestro país», ha declarado Minnijánov. El 12 de mayo ha sido declarado día de luto en Tatarstán.

Vladímir Putin ha enviado sus condolencias a los familiares de los fallecidos. «El presidente expresó su pésame profundo a los familiares de los niños que murieron a manos del tirador», comentó ante la prensa el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Asimismo, el mandatario encargó a la Guardia Nacional de Rusia trabajar con urgencia en el endurecimiento de las reglas de tenencia de armas de fuego entre la población «teniendo en cuenta el tipo de arma que usó el tirador».

Galyaviev se graduó en esta misma escuela hace cuatro años e ingresó en una universidad en la misma ciudad pero fue expulsado en abril. Según los representantes de la universidad, Galyaviev no fue un estudiante conflictivo.

linkedin