Sacha Llorenti, secretario Ejecutivo del ALBA-TCP.

• Prensa Latina/

La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) condenó ayer las pretensiones del Gobierno de Estados Unidos de incautar una aeronave de propiedad de Venezuela.

A través de un comunicado, el ALBA-TCP rechazó la ilegal solicitud del Departamento de Justicia estadounidense emitida el 2 de agosto de 2022 con el propósito de proceder a la incautación de un avión Boeing 747, perteneciente a la Empresa de Transporte Aerocargo del Sur, filial de la aerolínea venezolana Conviasa.

Desde mediados de junio la mencionada aeronave y su tripulación permanecen retenidas en el aeropuerto de Ezeiza, en Buenos Aires, bajo la custodia de la justicia argentina.

Los países integrantes del bloque de integración manifestaron que la ilegitima orden de incautación del tribunal de Estados Unidos para el Distrito de Columbia es consecuencia de las medidas coercitivas unilaterales impuestas por Washington contra la nación sudamericana.

La Alianza repudió el sostenimiento de las denominadas sanciones contra el Estado y el pueblo venezolanos, y exhortó a la comunidad internacional a exigir el levantamiento inmediato de esas acciones punitivas.

El ALBA-TCP respaldó además las medidas legales que decida emprender el Gobierno de Venezuela para asegurar sus activos.