El alcalde de Patacamaya fue aprehendido ayer en su domicilio. Foro APG Noticias

Javier Prado

El Alcalde de Patacamaya, Tiburcio Choque, fue enviado hoy a la cárcel de San Pedro de La Paz con detención preventiva. La Fiscalía inició el proceso en su contra por permitir la realización de una fiesta patronal en el municipio pese a que el Gobierno central dispuso la cuarentena para evitar la propagación del coronavirus.

El Ministerio Público presentó la imputación formal contra Tiburcio Choque y los pasantes de la festividad de San José, Freddy A. P.C. y su esposa Adela A.G.,  por los delitos de incumplimiento de deberes y atentado contra la salud pública.

De acuerdo a lo dispuesto por el Código Penal, el artículo 226 sanciona con pena privativa de uno a 10 años el delito de atentado contra la salud pública, mientras que el artículo 154 sanciona de uno a cuatro años de privación de libertad por el delito del Incumplimiento de Deberes.

El municipio de Patacamaya se encuentra en la provincia Aroma, del departamento de La Paz,  lugar en el que entre el 12 y 16 de marzo se desarrolló la fiesta patronal en honor a San José, en la que una persona de la tercera edad se contagió del COVID-19 y falleció unos días después.

Al evento asistieron grupos de música, invitados especiales que llegaron de Perú y Chile, y población en general. A la fecha, el Servicio Departamental de Salud (Sedes) de La Paz confirmó ocho casos de coronavirus en ese municipio, entre ellos menores de edad, y actualmente la localidad cumple una estricta cuarentena total.

Emergencia sanitaria

El Decreto Supremo 4179 declara emergencia sanitaria, lo que implicaba la prohibición de actividades masivas. Sin embargo, de acuerdo a los antecedentes, el burgomaestre de esa localidad permitió la realización de la fiesta al igual que los pasantes de la festividad.

Por su parte, Lenny Zurita, abogada defensora del alcalde, expresó que no era posible suspender la fiesta ya que el pueblo solo contaba con seis efectivos policiales para atender una población de casi 23 mil habitantes. Además, aclaró que su defendido solo participó de la procesión y no en la celebración.