La Alcaldesa alteña recorre zonas donde se instala la feria. (Foto: GAMEA)

Gonzalo Pérez / Bolivia Digital

La alcaldesa de El Alto, Soledad Chapetón, lideró este jueves el control de seguridad, conjuntamente con la Policía y las Fuerzas Armadas, en la feria 16 de Julio, donde mucha gente se da cita para realizar compras de varios productos e insumos.

En esta labor se demandó a la población el cumplimiento estricto de las disposiciones que regulan la transitabilidad de las personas a partir del número de su cédula de identidad, tal como señala la normativa en cuanto al estado de emergencia sanitaria y cuarentena total para contrarrestar la pandemia del coronavirus.

“Estamos aquí para hacer cumplir no solo la disposición normativa, sino informar que el tema de la salud es importante y fundamental, hay muchos compañeros y compañeras gremialistas que cambiaron de rubro en el tema de las ventas y por eso vamos a cumplir el tema de la inocuidad porque no es igual vender ganchos que pollos, y también el uso de barbijos y guantes”, declaró la autoridad edil.

Efectivos policiales y militares se encargaron de exigir el carnet de identidad a las personas que transitaban en el lugar y hacer cumplir la norma.

Paralelo a ello, Chapetón indicó que el control está dirigido a controlar que no se incremente el precio de los productos, además de que se vendan en condiciones correctas.

“Haremos cumplir la cuarentena y tenemos que marcar la obligación de cada ciudadano con el cuidado de la salud”, indicó.

En El Alto existen 42 personas que contrajeron el coronavirus, de acuerdo con el reciente informe de la Dirección de Salud.