El Hospital Municipal Cotahuma será habilitado si incrementan los casos de coronavirus en La Paz. (Foto: AMN)

Reynaldo J. González/Bolivia Digital

La Alcaldía de La Paz habilitará desde junio el Hospital Municipal de Cotahuma como un segundo centro exclusivo de atención para pacientes con COVID-19, confirmó en una nota de prensa institucional.

Con esta medida se ampliará la capacidad de respuesta y atención a la pandemia de darse un incremento en los casos positivos en el municipio, y evitará la saturación del sistema se salud ante la inminente finalización de la cuarentena estricta, el 31 de mayo.

Según el alcalde Luis Revilla, la medida fue asumida en coordinación con el Servicio Departamental de La Paz (Sedes) y el municipio de El Alto.

“Hemos trabajado con el Sedes para garantizar que nuestro sistema de salud no se sature. Fuera del Hospital de La Portada, habilitaremos el de Cotahuma como un hospital exclusivo COVID-19 y también en El Alto otros tres, además del centro de aislamiento que ustedes saben tiene capacidad para 600 personas”, explicó.

El burgomaestre recordó que en la actualidad se registran 92 pacientes recuperados de COVID-19 en La Paz del total de 174 registrados desde la llegada de la pandemia a territorio nacional.

Afirmó que el municipio evitó un contagio masivo con la habilitación del centro de aislamiento en el exhotel Radisson, desde el 18 de abril.

“Por supuesto, el centro de aislamiento ya recibió a más de 208 personas y su permanencia evitó que estas contagien fácilmente a miles de personas en estas semanas”, puntualizó.

La información fue proporcionada a la conclusión de una reunión de coordinación de los municipios de La Paz y El Alto con la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas para el retorno a las actividades laborales desde el 1 de junio.

Ante el pronto ingreso a un estado de emergencia media y el levantamiento de restricciones en las medidas de aislamiento social, Revilla exhortó a la población a actuar con responsabilidad y asumir las medidas de bioseguridad correspondientes.

“Esperamos que en el momento de la flexibilización la gente actúe con responsabilidad. La misma gente nos está pidiendo retomar las actividades económicas; muy bien, entendemos la situación económica, pero la misma gente tiene que cumplir las medidas de bioseguridad porque si no (lo hacen) vamos a volver a cerrar, vamos a volver a restringir las actividades y la única perjudicada va a ser la gente”, afirmó.