Albergue municipal Foto: AMN

AMN/ Bolivia Digital

Desde hoy el personal edil del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz (GAMLP) realiza un relevamiento de personas migrantes del área rural que se han quedado varadas en inmediaciones de la Terminal de Buses y otros lugares del Centro. Al no poder retornar a sus lugares de origen, el Gobierno Autónomo Municipal de La Paz ha dispuesto la habilitación de un albergue para que puedan pasar la cuarentena decretada por el Gobierno para evitar el contagio masivo del coronavirus, informó la secretaria Municipal de Desarrollo Social, Rosmery Acarapi.
El albergue está ubicado en el espacio cultura Warmi Qamasa de Alto Següencoma, tiene una capacidad para 25 camas y dispone de los servicios sanitarios correspondientes y una sala de reuniones.
“Es importante recordarle a la población que una de las principales preocupaciones que ha tenido nuestro alcalde Luis Revilla en semanas pasadas ha sido que podría haber en esta eventualidad (cuarentena) la posibilidad de que hayan personas o familias que no logren retornar a sus comunidades o los departamento de origen. En ese marco, se ha previsto habilitar otro espacio que está en Alto Següencoma”, explicó Acarapi.
Este albergue es exclusivo para ciudadanos del interior del país o de las provincias que no han podido salir de la ciudad. El protocolo de atención establece primero la identificación de estas personas, a quienes se los deriva a la Línea 156 de la Defensoría Municipal, ubicada en la calle Chuquisaca, para concentrarlos en el lugar.
Una vez reunidas ahí cinco a seis personas- explicó Acarapi – se las lleva a la Asistencia Social para hacerles la revisión médica. “Se arma un grupo para llevarlos a la asistencia para que pasen la revisión médica y de ahí los llevamos a Alto Següencoma para que pasen la cuarentena. Hoy ha ingresado el primer grupo”, dijo Acarapi.
Durante el tiempo que rija la cuarentena los migrantes que sean albergados en este espacio deberán cocinar sus alimentos y autogestionarse. La Alcaldía les proporcionará, con el gasto de recursos propios, los alimentos respectivos para que realicen esa tarea diariamente. La revisión médica respectiva es la condición previa para poder ingresar al albergue.
“Con este certificado médico podrán ingresar a este espacio para que pernocten. Van a tener la alimentación respectiva y van a tener el monitoreo médico como corresponde. Este espacio es autogestionado por ellos, tanto los espacios compartidos como la preparación de alimentos va a estar hecha por ellos y la administración va a ser con personal reducido que tenemos como Gobierno Municipal”, concluyó.