El Gobierno central dará informes semanales de acuerdo a los reportes de los municipios. (Foto: GAMLP)

Erika Ibargüen A. / Bolivia Digital

El Gobierno pidió a las alcaldías que le faciliten los datos referidos al coronavirus en sus territorios, lo cual derivará en el curso que siga la cuarentena.

El principal factor para determinar si se encuentran en riesgo alto, medio o bajo será el resultado de las pruebas de diagnóstico que se efectúen.

El ministro de Salud, Marcelo Navajas, resaltó la importancia que tienen los municipios en esta etapa, en sentido de proporcionar información sobre la situación de sus municipios para centrar estos datos y elaborar tasas de comportamiento.

“Esta información, que primero se concentrará en los municipios, en los Sedes y en los departamentos, llegará cada jueves hasta el Ministerio de Salud, donde el grupo de epidemiología hará los cálculos y entregaremos el riesgo que tiene cada uno a partir de los datos que nos lleguen”, aclaró.

La autoridad señaló que la norma ya se socializa para que los municipios envíen sus datos a través de los sistemas departamentales de salud.

Acerca de la aplicación de pruebas, Navajas explicó que “no se puede hacer la misma cantidad en cada lugar porque este tema está relacionado sobre todo con el número de casos que presenta cada región”.

Al respecto, sostuvo que en una población donde ya hay un contagio comunitario y es una población grande, la cantidad de pruebas que se tendría que hacer es muchísimo mayor.

“Si bien al principio se determinó que se tenían que hacer pocas pruebas porque en ese momento la cantidad que disponíamos era baja, esto subió y actualmente ya estamos con capacidad de hacer este otro tipo de pruebas piloto, entonces la cantidad varía de acuerdo con la localidad, el municipio o la ciudad”, enfatizó.

El Ministro llamó a la reflexión a la población, pues según se verificó, muchos ciudadanos no respetan la cuarentena, y sin apoyo ciudadano “es difícil” realizar el control.

“Basta ver las imágenes para darnos cuenta que es así y que es una realidad de nuestro país, y que es muy difícil, no se puede poner un policía en cada esquina o al lado de cada ciudadano para hacer cumplir las medidas que nosotros indicamos”, remarcó.

La autoridad explicó que el trabajo de relevamiento de datos se hará a través de las autoridades de cada municipio que entregarán cada jueves la información al ministerio para ser analizada por un grupo de epidemiólogos que hará los cálculos y determinará el riesgo que tiene cada municipio; esta medida comenzará con aquellos en los que aún no hubo o hay muy pocos casos. Los resultados semanales pueden cambiar o mantener su situación de riesgo.

“Cuando ya tenemos una serie de contagios que se llaman comunitarios es muy difícil hacer las pruebas porque no se puede determinar al primer paciente y los sucesivos contagios. En cambio, si partimos al revés, en los municipios que hay muy pocos casos entonces podemos hacer pruebas ‘ciegas’ en un grupo aleatorio de personas”, explicó.

Los resultados de estos test darán un indicador del grado de riesgo que existe en un municipio.

“Si de 10 pruebas cuatro o cinco dan positivo, significa que hay un riesgo elevado, si en esas 10 pruebas ninguna da positivo quiere decir que el riesgo es bajo. Esto también está asociado a los casos reportados y a las tasas de letalidad, duplicidad de casos y todos los datos que manejan los epidemiólogos”, señaló.