78673558_1041362326222388_3451505933190955008_n

 

Reynaldo J. González – Edición impresa

El templo Señor de la Exaltación, de Obrajes, será escenario esta noche de un concierto especial de música clásica y colonial con motivos navideños organizado por  la Embajada de Alemania.

En la velada, que comenzará a las 19.30, destacados instrumentistas del Conservatorio Plurinacional de Música, como la organista Sachiko Sakuma y el trompetista Conradt Delgadillo, junto al Coro Madrigalista, dirigido por la maestra Beatriz Méndez, interpretarán 13 piezas clásicas del repertorio universal y del patrimonio cultural boliviano.

En una primera parte, el programa de la velada incluirá obras sacras tradicionales de estas fechas de compositores alemanes, como Johann Sebastián Bach, Félix Mendelssohn y Georg Friedrich Haendel.

La segunda parte del concierto incluye una selección de villancicos de compositores españoles de los siglos XVII y XVIII, cuyas partituras se encuentran resguardadas en el Archivo Nacional de Bolivia.

Según explicó Méndez al periódico Bolivia, será una velada especial para los aficionados a la música culta dada la cuidadosa selección del repertorio, que incluye obras muy raramente interpretadas en nuestro territorio.  

En la primera parte de la presentación, destacó las piezas para órgano y para trompeta a cargo de Sakuma y Delgadillo, respectivamente.

Para dar vida a obras de Bach, la destacada intérprete de origen japonés dispondrá del órgano patrimonial de la iglesia, ubicada en la calle 9 de Obrajes.  

Delgadillo mostrará su dominio en la  trompeta en piezas que aprovechan el color del instrumento para representar la algarabía y el regocijo del nacimiento del niño Jesús.

Entre las nuevas piezas de compositores que serán interpretadas figuran Jesús mi alegría, No es ahora, Despertad, Nos llama la voz,  Alabad a Dios en su reino, El corazón y la boca, y Las obras y la vida de J. S. Bach; Lasset uns frohlocken (Alegrémonos), de Mendelssohn, y la Aria para trompeta en sol mayor, de Haendel.  

La segunda parte de la presentación tendrá como protagonista al Coro Madrigalista con la interpretación de villancicos coloniales de los españoles Juan Cabanilles (1644 -1712),  Sebastián Durón (1660-1716), del criollo Roque Jacinto de Chavarría  (La Plata, 1688-1719) y del compositor boliviano Alfredo Domínguez  (Tupiza 1938-Ginebra 1980).

La directora coral destacó Fuera, fuera, háganles lugar (1717) debido a que se trata de una obra que además de reflejar la interacción intercultural en la Colonia incluye fragmentos en quechua, detalle raro para la época, especialmente si se considera el origen criollo de su compositor.   

“Es una pieza muy interesante, ha sido llamado el villancico de los indios porque por medio de dos coros refleja la relación que había entre los indios y los españoles en La Plata, hoy Sucre”, explica Méndez.

“En el coro, los españoles dicen a los indios ‘Ustedes no pueden entrar a adorar al niño’, y ellos les responden ‘Nosotros también queremos adorarlo’ y al final los españoles los admiten porque todos somos parte del mundo.  ‘Todos somos hijos de Adán’, dice la letra”, explicó Méndez.