Joan, de 45 años, persigue a sus hijas Inés, de 11 años, y Mar, de 9, mientras juegan en la calle el 26 de abril de 2020, en Barcelona, durante un encierro nacional para prevenir la propagación de la enfermedad COVID-19. (Foto: AFP)

Médicos observaron un conjunto inusual de síntomas, que incluyen dolor abdominal e inflamación en torno al corazón.

DW / Bolivia Digital

Los médicos en Gran Bretaña, Italia, España y Francia deben estar atentos a un extraño síndrome inflamatorio en niños aparentemente vinculado con el coronavirus, que días atrás fue alertado por la Sociedad de Cuidados Intensivos Pediátricos británica, informaron fuentes médicas este martes (28.04.2020)

En las últimas tres semanas se ha visto un incremento en el número de niños con «un estado inflamatorio multisistémico que requiere cuidado intensivo” en diversos lugares de Gran Bretana. La sociedad dijo que hay un «temor creciente” de que se trate de un síndrome vinculado con el COVID-19 o bien de una enfermedad distinta y aún no identificada.

Los casos reportados incluyen características del síndrome del choque tóxico o del mal de Kawasaki, un trastorno de los vasos sanguíneos. Puesto que solo algunos de los niños dieron positivo para el COVID-19, los científicos no tienen certeza de que la causa sea el coronavirus u otro factor. Las autoridades de salud calculan que hay entre 10 y 20 casos de estos en Gran Bretaña, y el Servicio Nacional de Salud (NHS) inglés dijo que los está investigando con urgencia.

En España, la Asociación de Pediatría emitió una advertencia similar: en las últimas semanas, varios niños de edad escolar sufrieron un cuadro inusual de dolor abdominal acompañado por síntomas gastrointestinales que en pocas horas podía provocar choque, caída de la presión arterial y problemas cardíacos.

Sostuvo que es prioritario reconocer esos síntomas y referir a los pacientes a un hospital con urgencia.

En Italia, el doctor Angelo Ravelli, del Hospital Gaslini y miembro de la Sociedad Pediátrica Italiana, expresó algo parecido en una carta a 10.000 colegas. Dijo que su equipo reportó un aumento inusual del número de enfermos del mal de Kawasaki, algunos de los cuales eran niños que padecían COVID-19 o habían tenido contacto con casos confirmados del virus.

Los síntomas de Kawasaki incluyen alta temperatura que persiste durante cinco días o más, sarpullido e inflamación de las glándulas del cuello, según el NHS.

En Francia, según La Depeche du Midi, unos veinte niños «tiene síntomas de ese tipo» en la región de Ile-de-France, que incluye a París. «Son niños de entre 2 y 10 años que no tienen antecedentes notables ni enfermedad crónica», precisó a ese medio la doctora Isabelle Kone Paut, profesora de reumatología pediátrica en el hospital Kremlin-Bicêtre en París.