El encargado de negocios de Bolivia en México, Julio Aliaga. (Foto: Archivo)

Gonzalo Pérez Bejar / Bolivia Digital

El encargado de negocios de Bolivia en México, Julio Aliaga, informó hoy que la próxima semana retornarán más de 220 connacionales que quedaron varados en ese país como consecuencia de las restricciones que se dispusieron por la expansión del coronavirus.

En declaraciones a radio Panamericana, el representante diplomático explicó que se hicieron todos los trámites respectivos para que los compatriotas retornen a territorio nacional.

Entre los requisitos está cumplir con la normativa del Gobierno boliviano que señala que, si los pasajes de retorno están pagados, se garantiza que la gente no vaya infectada, para lo que se ha organizado un test en la puerta del avión “luego de que todos ellos se comprometan a cumplir con las disposiciones que ha dictado el Gobierno boliviano para la cuarentena”.

“Estamos cerrando el tema del dinero, porque existen 70 mexicanos varados en Bolivia y estamos haciendo un acuerdo con el gobierno de México para que ellos paguen la mitad del vuelo y nosotros la otra mitad”, indicó.

Mencionó que son 70 los bolivianos que estuvieron de turismo o fueron invitados por la UNAM (Universidad Autónoma de México) para participar en actividades académicas y actualmente se encuentran en un hotel, además que hay otro grupo de 40 estudiantes que terminaron sus estudios y, como están en vacaciones por la pandemia, decidieron volver a su casa en Bolivia, “ellos tampoco tiene problemas debido a que tenían su habitación o el sitio donde residían”. A ellos se suman 116 misioneros mormones bolivianos que realizaban prédicas en México.

Este tema no salió a la luz pública porque “los compatriotas no hacen mucho lío y tuvimos la capacidad, entre todos los de la comunidad de bolivianos, para que a nadie le falte comida. Estamos preparando el retorno”, enfatizó.

Puso como ejemplo que hay 17 connacionales que se quedaron sin dinero y ahí funcionó la solidaridad de los 3000 residentes y médicos bolivianos para conseguir albergues y hacer una cuota para que la gente esté alojada perfectamente.

“Los vamos a retornar a todos, no habrá un solo boliviano varado, entiéndase que, estando con un pasaje de retorno, ya sea por estudios o por cualquier otra cosa, (…) ni uno de ellos se va a quedar tenga plata o no lo tenga, haremos cuotas, haremos lo que sea, todos se van a embarcar en este avión (boing 767) que lleva a 240 personas”, indicó. Además, mencionó, en modo anecdótico, que entre los pasajeros hay un gato y un perro que es acompañante de un niño en situación especial (es de terapia).

En cuanto al tema sanitario, el embajador Aliaga afirmó que cada pasajero deberá someterse a una revisión médica, además de que se les otorgarán barbijos y guantes para que así puedan viajar en condiciones básicas.

Donación de respiradores

A la notica del retorno de los connacionales, el responsable de la delegación diplomática en México también anunció que en el trámite se contactó con un grupo de médicos bolivianos que viven en ese país, quienes entregaron en carácter de donación tres respiradores con siete monitores multiparamédicos, con un valor aproximado de $us 25 mil cada uno.

“Son instrumentos que permiten instalar una unidad de terapia intensiva, además están viajando tres médicos intensivistas, los que hacen falta en Bolivia”, mencionó.