POL XX -F1- ROMERO_SENADO

 

Redacción Bolivia/Edición Impresa
Salvador Romero fue posesionado ayer en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) como vocal titular del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y en su primera alocución afirmó que si el Órgano Electoral desea ser respetado, debe mostrar una conducta irreprochable.

“El cumplimiento de la ley representa el requisito indispensable para el respaldo ciudadano, sin el crédito que otorga la sociedad vana sería la capacidad técnica, la infraestructura o la buena legislación, en otras palabras si el Órgano Electoral desea ser respetado, debe ser irreprochable”, dijo Romero después de jurar como vocal titular.

Destacó la importancia de la “imparcialidad” de los vocales, ya que ella determinará la calidad del trabajo que realizarán para llevar adelante un proceso electoral que no tenga cuestionamientos. “El organismo electoral debe preservar celosamente su independencia, autonomía e imparcialidad”, enfatizó.

Dijo además que “la experiencia demostró que el árbitro con una camiseta partidaria es solo una ganancia de corto plazo e ilusoria para los jugadores beneficiados, a la vez nos enseñó que la conducta contraria a las normas elementales de la rectitud desata la tensión política, social, la violencia y amenaza la supervivencia de la democracia”.

A su turno, la presidenta de la Cámara de Senadores, Eva Copa, felicitó a la nueva autoridad y manifestó que después de la crisis que se vivió en los últimos días, “este Tribunal Electoral debe ser imparcial, que llevará mucha responsabilidad en sus espaldas”. “Nuestro país espera una elección limpia y transparente y que los bolivianos volvamos a confiar en el Órgano Electoral”, dijo.

La ALP debe designar a los otros seis vocales del TSE en un plazo de 20 días.