Después de 30 años de actividad, la empresa textil Altifibers confirmó este miércoles su cierre a raíz de la pandemia. (Foto: Radio Fides)

Fernando del Carpio / Bolivia Digital

Después de 30 años de actividad, la empresa textil Altifibers confirmó este miércoles su cierre, ya que a raíz de la pandemia «no tienen clientes ni mercado en el exterior», pero cumplirán con el pago de beneficios a todos sus trabajadores.

El gerente general, Alfredo Ascarrunz, explicó a Bolivia TV: “Prácticamente el 96% de nuestras ventas son para exportación, desgraciadamente nos tocó vivir el impacto de esta pandemia en el comercio global y esta situación determina que la continuidad de nuestras operaciones sea insostenible».

El directivo dijo que la empresa no puede seguir trabajando porque no tiene quién compre sus productos y que esta situación podría durar muchos meses.

Por esa razón y amparados «en el concepto de fuerza mayor, hemos procedido al cese de nuestras actividades y eso significó la supresión de funciones de todo el personal que se desempeñaba hasta la fecha», detalló.

Consultado sobre si el cierre es temporal, Ascarrunz manifestó que no ven que el mercado se vaya a reactivar pronto, por lo que la empresa de manera responsable tomó la decisión de utilizar los recursos que tiene para pagar los beneficios sociales.

“Son 193 trabajadores, de los que 120 son obreros; lo que se quiere es indemnizar a todos para que tengan un buen soporte en esta difícil situación», añadió.

El gerente aseveró que los empleados son importantes para la empresa.

Los trabajadores de Altifibers, que se encuentra en El Alto, están movilizados desde el lunes exigiendo su reapertura y que las autoridades intervengan para evitar su cierre.