Foto: Tomada de El Confidencial

• Página 12 /

El catálogo de cuatro mil títulos y más de 17 mil horas de la empresa con el logo del león,  dueña, entre otras, de la franquicia de James Bond y la saga Rocky, pasará a formar parte de la órbita de Amazon.

En venta desde fines del año pasado, todo indica que el estudio Metro-Goldwyn-Mayer (MGM) encontró comprador. Y no es Apple, como se rumoreaba. Según publicó el portal The Information, la productora podría pasar a manos de Amazon a cambio de nueve mil millones de dólares.

El negocio es el resultado de varias semanas de reuniones entre Mike Hopkins (vice de Amazon Studios) y Kevin Ulrich (presidente de la junta de MGM) para redondear una cifra que contentará a ambas partes.

De concretarse la transacción, cuyo proceso legal culminaría no antes de mediados de 2022, el catálogo de cuatro mil títulos y más de 17 mil horas de la empresa con el logo del león –dueña, entre otras, de la franquicia del agente secreto británico y la saga Rocky– pasaría a formar parte de la órbita de Amazon Prime Video, una movida destinada a engrosar la oferta de la plataforma que actualmente cuenta con 175 millones de suscriptores en todo el mundo.

La pandemia marcó un nuevo quiebre en la historia de la MGM. Una historia agitada en las últimas décadas, con una venta, en 2004, al grupo integrado por Sony, TPG, Provindence Equity Partners y Comcast a cambio de cinco mil millones de dólares.

La noticia se conoce en una semana con dos movimientos importantes. El gigante de las telecomunicaciones norteamericano AT&T anunció este lunes la fusión de su empresa WarnerMedia, propietaria de CNN y HBO, con el grupo Discovery.

De ellas surgirá una nueva plataforma que aspirará a disputarle el trono a Netflix y Disney+ con una combinación del entretenimiento premium, productos deportivos, noticiosos de WarnerMedia y el liderazgo de Discovery en internacional.

Metro Goldwyn Mayer en quiebra

Si bien la productora facturó 29 mil millones de dólares el año pasado, se calcula un quiebre de 50 millones a raíz de la pandemia y la consecuente postergación del estreno de la última aventura de Mr. Bond.