Moisés Salces, presidente de Amdecruz, al centro, junto con autoridades municipales cruceñas. (Foto: Facebook Amdecruz)

Durante el primer trimestre, los 339 municipios del país ejecutaron Bs 2.581.156.686,67 de los Bs 21.469.351.218,11 asignados para esta gestión, lo que representa el 12% del presupuesto total.

Veiska Soto Morales / Bolivia Digital

El presidente de la Asociación de Municipios de Santa Cruz (Amdecruz), Moisés Salces, informó que varios municipios tienen falta de liquidez, por lo que oficializarán al Gobierno la solicitud de devolución del 12% de los recursos del Impuestos Directo a los Hidrocarburos (IDH) que no fueron utilizados en 2019.

“Exigimos la creación de un fondo de emergencia para paliar la falta de liquidez de algunos municipios que no tienen recursos en sus cuentas de saldos en caja y bancos, ni ingresos propios, ni ingresos mínimos de participación tributaria que vienen del Estado”, afirmó Salces.

El representante de los 55 municipios cruceños recordó el Decreto Supremo 3186, del 17 de mayo de 2017, que autoriza la transferencia de recursos del Fondo de Desarrollo Indígena a los gobiernos autónomos municipales, afirmó que en 2019 esos recursos del IDH no fueron recibidos, por lo que plantean al Gobierno autorizar mediante otro decreto su uso en esta emergencia sanitaria.

Además de informar que durante esta semana Amdecruz tiene programada una reunión con el ministro de Salud, Marcelo Navajas, subrayó que existe preocupación en algunos municipios por la falta de liquidez económica, porque estos destinan entre el 70% y 80% al pago de salarios del sector público y del personal de salud.

“Sabemos la larga historia de los 14 años del gobierno pasado, la falta de ítems para el sector salud, en días pasados se nos comprometió 100 ítems para las provincias”, dijo Salces.

Según el municipalista Fabián Yaksic, entre los meses de enero y marzo de 2020, la ejecución presupuestaria de los gobiernos municipales del país alcanzó solo el 12% de los Bs 21.469,3 millones asignados por el Estado, aspecto que no acompaña los esfuerzos del Gobierno para encarar la crisis sanitaria por el coronavirus; lo cual se debería a la falta de conocimiento y orientación sobre gestión edil.