PAIS-AMDECRUZ

 

Redacción central – Edición impresa

El presidente de la Asociación de Municipios de Santa Cruz (Amdecruz), Moisés Salces, anunció que en coordinación con el Gobierno nacional y departamental priorizará la reforestación para recuperar las zonas afectadas por los desastres naturales.

“Se ha decidido hacer las gestiones que sean necesarias, vamos a tener una reunión con la Ministra de Medio Ambiente y viceministros en la ABT para concretar una sola agenda y trabajar cada uno de los temas pendientes”, sostuvo.

La también primera autoridad edil de San Ignacio de Velasco señaló que otra de las acciones a realizar es el pedido de reposición de gastos que hizo cada municipio para atender desastres naturales, como los incendios y las sequías en la Chiquitania, el Chaco y los valles de Santa Cruz.

“Ya hemos presentado una carta al Ministerio de Economía y también a la presidenta Jeanine Áñez para que se pueda devolver los recursos que hemos gastado sobre la base de la ley de emergencias; tuvimos que erogar gastos dejando pendiente la realización de obras en nuestros municipios, nuestros barrios y comunidades para afrontar esa desgracia”, precisó en conferencia de prensa.

El nuevo titular de Amdecruz, que congrega a 55 municipios del departamento cruceño, fue electo de forma unánime por 45 alcaldes que participaron en un congreso departamental. En ese encuentro también fue designado el vicepresidente de Amdecruz, el alcalde del municipio San Javier, Armando Barbery.

Salces fue propuesto como único candidato, obteniendo el apoyo de más de dos tercios de los presentes. Asimismo, el nombramiento del vicepresidente fue de una terna de San Javier, Montero y Quirusillas, siendo electo Armando Barbery, de San Javier.

El flamante presidente de Amdecruz, Moisés Salces, agradeció la confianza depositada en su persona y comprometió su trabajo en favor de todos los municipios, sin ninguna distinción.

Asimismo, dijo que se reunirá a la brevedad con representantes de las instituciones del departamento para que se dejen sin efecto las amenazas para que algunos alcaldes renuncien a sus cargos y se respete la Constitución, ya que fueron electos democráticamente por voto en una elección.