POLXX-F1-EMBAJADA - ARCHIVO1

 

Redacción central – Edición impresa

Los salvoconductos normalmente deben extenderse, excepto que la persona que se encuentre asilada tenga cuentas pendientes con la justicia de su país, opinó ayer Diana Borelli, docente universitaria.

Las normas reguladoras son el Tratado sobre Asilo y Refugio Político de Montevideo, de 1939, y la Convención  sobre  Asilo  Diplomático de Caracas, de 1954.

“El salvoconducto lo solicita la misión diplomática que ha otorgado el asilo, misión que no tiene obligación alguna de explicar por qué ha otorgado asilo, así que no es aceptable hacer cuestionamientos”, expresó  Borelli, abogada y docente de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA).

En ese marco, considera que el Estado que debe otorgar el salvoconducto debería proceder sin mayor formalismo y sin recurrir a otros aspectos porque no corresponden.

En cuanto al tiempo en el que se deben expedir los salvoconductos, Borelli señaló que tiene que ver con aspectos políticos o de simpatía.

El ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano, declaró el martes que no se iba a otorgar salvoconductos a exministros del gobierno de Evo Morales asilados en la Embajada de México, con el fin de que sean “interlocutores válidos” del Movimiento Al Socialismo Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP)  para pacificar el país.

“Qué tipo de interlocutores podrán ser; yo le explico lo que está en los libros de derecho internacional público, lo otro son temas políticos”, dijo un excanciller que pidió mantener su nombre en reserva.

Para Borelli, el salvoconducto debe ser otorgado por la Cancillería y “poner otro condicionamiento no es aceptable, porque (las exautoridades) solicitaron asilo para preservar su vida, no están yendo por otros motivos, no se les puede condicionar para nada”. 

 

Derecho universal

El Gobierno solicitante debe reiterar su pedido para la concesión de salvoconductos, porque la misión diplomática tiene el derecho de otorgar o no asilo.

“El asilo no se otorga para delitos políticos o cuando está en curso una sentencia o acción judicial”, aseveró.

Borelli indicó que en este caso (otorgamiento de visas) tampoco influye el que México no haya reconocido al nuevo gobierno porque “el asilo es universal, es una institución muy noble que no puede ser condicionada y las relaciones diplomática con México datan de hace más de 100 años”.