POL12-13-F1-TSE - JALLASI

 

Redacción central – Edición impresa

La designación del experto Salvador Romero Ballivián como vocal del Tribunal Supremo Electoral (TSE) fue acertada porque garantiza la transparencia y la credibilidad de los comicios, afirmó el analista político Yerko Ilich.

“Es acertada la designación porque Salvador Romero ya fue parte de la (ex) Corte Nacional Electoral de la época robusta de los vocales notables, además tiene conocimiento técnico y práctico sobre el manejo de elecciones” indicó.

Dijo que la designación le permite trabajar sobre tres responsabilidades importantes: el padrón electoral, la reglamentación de la campaña y la validación de los resultados para que estos sean transparentes.

“La validación de resultados debe estar blindada con la participación ciudadana, en lo que Salvador Romero tiene experiencia, y puede generar en la población credibilidad y transparencia”, afirmó.

Manifestó que Romero debe ejecutar una auditoría del daño realizado al Órgano Electoral por las elecciones del 20 de octubre, que fueron anuladas por las irregularidades que se registraron.

“En estos 20 días debe trabajar en un modelo que le permita incorporar a los nuevos miembros del órgano electoral en tres funciones: complementariedad y control social; blindaje de la función electoral y corresponsabilidad del desarrollo de los procesos electorales”, sostuvo Ilich.

En tanto, Rolando Villena, del Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade), indicó que la designación de Romero representa una “garantía para la población” que espera un Tribunal Supremo Electoral (TSE) independiente y que garantiza un proceso electoral transparente.

Señaló que Romero tiene la experiencia, “trayectoria y probidad” adecuada porque cumplió como presidente de la ex Corte Nacional Electoral (CNE).

“Reúne todas las condiciones para ser un vocal”, afirmó el también ex defensor del Pueblo.