Cosecha de cultivos de soya en Santa Cruz. (Foto: Archivo)

Después de la pandemia habrá una desglobalización, lo cual ocasionará que el mercado local sea revalorizado, por lo que será el momento de reconstruir el aparato productivo y relanzar el modelo de desarrollo.

Freddy Choque/Bolivia Digital

La reactivación económica y productiva poscoronavirus requiere de un gran pacto nacional que involucre a todos los actores sociales, económicos y políticos del país para generar una nueva línea de desarrollo y progreso, sugirió el analista económico Gonzalo Chávez.

En entrevista con RTP, el experto mencionó que es muy preocupante que el Ejecutivo y Legislativo no asuman acciones conjuntas y generen un canal de comunicación con los principales actores de la sociedad y economía local, criterios que dificultan encarar decisiones y políticas a largo plazo para mitigar los efectos del coronavirus.

“Hemos llevado a un coma inducido al aparato productivo del país y la salida será complicada (…) De nada servirá meterle liquidez a la economía si no se asumen acciones conjuntas para volver a dinamizar la oferta y demanda. Se estuvo apoyando a las empresas con la inyección de capital y algunos beneficios, como también otorgar bonos a la población, pero eso no es suficiente si queremos redireccionar nuestro sistema productivo y de desarrollo”, declaró.

Las medidas planteadas

Chávez planteó que lo primero que tiene que hacer el Gobierno es, como se hace en otros países, anunciar la cantidad de dinero que se está dispuesto a inyectar en la economía, que en el caso de Bolivia debería estar entre los 6.000 y 8.000 millones de dólares anuales para recuperar la dinámica económica.

En segundo lugar ―dijo― se debe informar a la sociedad de dónde saldrán esos recursos para dar certidumbre a los actores.

“En este aspecto, propongo aceptar dos puntos porcentuales adicionales del PIB como déficit: dejar de pagar la deuda externa por cinco años, negociar valores con la cooperación internacional y exigir un esfuerzo del sector privado para ejecutar este plan”, señaló.

Después mencionó que se debe empezar a trabajar por el lado de la oferta, pero no simplemente con medidas de corto plazo, sino con políticas industriales para fortalecer la producción, para lo cual se priorizará a los sectores más afectados (turismo, gastronomía, entre otros).

Apuntó que se debe aprovechar la crisis para reconstruir el aparato productivo y reforzar el sector exportador, tecnológico, científico y de capital humano para tener un acercamiento global de la reactivación económica.

“Estamos en un escenario complicado, y si no se atiende oportunamente a todos los sectores habrá momentos trágicos de convulsión social. El Gobierno debe tener una serie de políticas para mitigar ese efecto. Esto requiere un gran acuerdo político, fiscal y tributario coordinado y respaldado por todos los actores de la sociedad”, subrayó Chávez.

Ponderó que después de la pandemia habrá una desglobalización que ocasionará que el mercado local será revalorizado, por lo que será el momento de reconstruir el aparato productivo del país, de relanzar el modelo de desarrollo y replantear el patrón de crecimiento.