Diputados de Comunidad Ciudadana y de Creemos invaden la testera de la directiva camaral por pugnas de poder. (Foto: Archivo)

• Redacción Central /

Analistas políticos afirman que en el país hay una oposición sin propuesta, sin liderazgo ni ideología, que sólo apuesta a la toma del poder por la fuerza para hacerse de la cosa pública en lo nacional y subnacional, como ocurrió en los 11 meses del régimen de facto de Jeanine Añez (2019-2020) y la resiente denuncia de 800 ítems fantasma en la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra.

Los expertos Gustavo Torrico y Hugo Siles, por separado, coincidieron en que durante el régimen de facto de Añez y sus aliados Carlos Mesa de Comunidad Ciudadana (CC); Luis Fernando Camacho de Creemos; Jorge Tuto Quiroga; Samuel Doria Medina de Unidad Nacional (UN); el presidente del Comité Cívico pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, entre otros, demostraron en lo nacional que la oposición carece de capacidad para administrar el país, porque en casi un año de gestión asaltaron las arcas del Estado y de las principales empresas públicas, sumergieron al país en una crisis económica y sanitaria sin precedentes.

En lo departamental, hay gestiones de la oposición sin resultados y con denuncias de corrupción, al igual que en los municipios, como se evidencia en el caso de los 800 ítems fantasma en la ciudad de Santa Cruz, además de una ambición de poder que se reflejó en las elecciones presidenciales de 2020.

Añez-Doria Medina, Mesa y Camacho se postularon por separado y fracturaron la unidad que impulsó la ruptura constitucional, el golpe de Estado y la masacre de 38 bolivianos en noviembre de 2019. A eso se suman las peleas internas de los opositores en la Asamblea Legislativa para ocupar directivas, presidencias y comités.

La denunciante y los implicados en la millonaria corrupción. (Foto: Youtube)

OPORTUNISTA

El analista Gustavo Torrico dijo que la derecha en el país se limita a una “juntucha de oportunistas, vividores y delincuentes”, porque carecen de base política, base social, no tienen ideología, no tienen partido y menos un líder, porque Carlos Mesa de Comunidad Ciudadana se limita a hacer política a través del Twitter y otras redes sociales.

“Los hechos de corrupción, la pugna de poder y corrupción que se ha visto en el régimen de facto, en las elecciones presidenciales, en las subnacionales, en la Asamblea Legislativa y lo que ahora se ve en la Alcaldía de Santa Cruz deja claro que sólo les interesa asaltar la cosa pública”, señaló.

Torrico lamentó que en el MAS, como en el Gobierno, falte estrategia comunicacional que le permita socializar y reflejar cómo es la oposición. “La oposición le entregó al MAS un penal al final del partido, y el oficialismo lo erró y se quedó sin nada”, sostuvo.

DESCOMPOSICIÓN

El analista Hugo Siles afirmó que en la oposición hay una fragilidad por ausencia de pensamiento político y programa de país, que la posiciona como agrupaciones que asaltan la cosa pública y que son presa de pugnas de poder internas. “Muestra de ello es que durante el régimen de facto se instauraron clanes familiares de poder en el nivel central del Estado dirigiendo ministerios y empresas, buscando no sólo hacerse de los recursos públicos, sino generar un enorme daño económico al Estado. Lo ocurrido con los ítems fantasma en Santa Cruz es un reflejo del grado de descomposición moral y política que han tenido miembros de la oposición política del país”, precisó.

linkedin