POL10-F2-WIPALA-ARCHIVO

 

Redacción central – Edición impresa

Analistas coincidieron ayer en que hubo un uso político de la wiphala por parte de algunos sectores afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) con el objetivo de generar división y violencia en el país.

En una entrevista con Bolivia TV, el amauta andino Edmundo Pacheco dijo que los “movimientos violentos” que se generan en torno a la wiphala son políticos y no en defensa de ese símbolo patrio.

“Los movimientos actuales no son en defensa de la wiphala, sino que son un acto político y detrás de esto se quiere generar conflictos a título de la wiphala”, denunció.

Grupos de ciudadanos utilizaron la wiphala en sus movilizaciones, anunciando una “guerra civil”.

El analista político Andrés Torres dijo que aquellos que utilizan políticamente la wiphala deben hacer un acto de desagravio a ese símbolo ancestral y patrio por usarlo para dividir a la población.

“Usar la wiphala para pedir guerra civil es una aberración y un abuso de los símbolos patrios, y de algo tan valioso y tan sagrado como es la wiphala (…). Tendríamos que pedirle al MAS que, en un acto de humildad y reconocimiento de ese abuso, pida disculpas por usar la wiphala como un instrumento de confrontación”, señaló.

El analista político Yerko Ilich consideró que “usar la wiphala como un instrumento político de desunión y de fragmentación del país” es más ofensivo que la quema realizada por un efectivo policial.

Ilich instó a la población y organizaciones a iniciar un proceso de reconciliación política para evitar conflictos sociales. “Yo creo que ahí hay una gran oportunidad para el país”, remarcó.