La Feria 16 de Julio se desarrolló ayer con normalidad pese a la cuarentena. (Foto: Freddy Morales)

Bolivia Digital

“No descartamos el encapsulamiento de la ciudad de El Alto ante el desacato a las medidas dispuestas por el Gobierno central para llevar adelante una cuarentena seria”, informó el viernes el secretario municipal de Atención Ciudadana y Gobernanza de la ciudad de El Alto, Henry Contreras, quien además estimó que en un plazo de 48 horas se tendrán nuevas medidas para el control con el fin de evitar la propagación del coronavirus.

La autoridad manifestó que más de la mitad de los alteños vive del comercio informal y una prueba de ello es que existen 400 asociaciones de comerciantes asentados en ferias, cubriendo cada una de las zonas.

“El control es bastante difícil, sin embargo, ayer nos reunimos con algunos sectores y ellos mismos evidenciaron el peligro al que están expuestos los ciudadanos”, dijo.

Contreras agregó que cuentan con un mapa satelital que es un “termómetro social” que les permite ver el comportamiento de las personas y los horarios de aglomeración, que es cuando se corre el riesgo de contagio.

“A las 10 de la mañana empezamos a ver los puntos de concentración y horarios; y a las 4 de la tarde volvemos a hacer una réplica e identificamos datos adicionales que nos permiten actuar con relación a la fumigación inmediata”, sostuvo.

Indicó que el jueves la feria 16 de Julio rebasó los límites permitidos, y como esa existen varias ferias zonales en las que incluso los jóvenes organizan campeonatos de fútbol.

“Del 100% de los ciudadanos alteños, el 15% son los que no entienden que deben permanecer en sus casas, y con ellos vamos a actuar porque no pueden poner en riesgo la vida de aquellos que sí acatan las medidas”, subrayó.

Sin embargo, expresó que existen otras zonas donde sus representantes se dieron cuenta del peligro latente y que son ellos mismos quienes cerraron las calles e incluso pidieron que se encapsule el lugar.