WhatsApp Image 2019-11-28 at 16

 

Bolivia Digital

La presidenta Jeanine Áñez abrogó hoy el Decreto Supremo 4078, que eximía de responsabilidad penal a los militares que hicieran uso de la fuerza para contener manifestaciones violentas, porque en acuerdo con todos los sectores movilizados se logró pacificar Bolivia.

“Después de una evaluación de los informes del gabinete ministerial, luego de que Gobierno nacional suscribió acuerdos con las organizaciones sociales, y como consecuencia los conflictos han sido levantados, hemos decidido abrogar este Decreto Supremo”, manifestó en conferencia de prensa desde el Palacio de Gobierno.

Áñez dijo que esta determinación se tomó considerando que, en acuerdo con los sectores movilizados, se logró pacificar el país gracias y devolver la tranquilidad a los bolivianos.

La mandataria indicó que el Decreto Supremo 4078 se promulgó en cumplimiento de un derecho constitucional, que se aplica cuando la seguridad del Estado o de la ciudadanía está amenazada.

Luego de hechos vandálicos ocurridos desde la noche del 10 de noviembre, principalmente en las ciudades de El Alto, La Paz y en el municipio de Sacaba (Cochabamba) donde la Policía fue rebasada, el Gobierno promulgó el 14 de noviembre dicha norma para respaldar el accionar de las Fuerzas Armadas en operativos conjuntos con la institución verde olivo.

El Decreto establecía que sólo en caso de defensa propia, los militares podían hacer uso de la fuerza de manera proporcional a los ataques que recibieran, a la vez que los uniformados quedaban exentos de cualquier responsabilidad penal.

Algunos organismos internacionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sugirieron en días pasados al Gobierno de Áñez abrogar la norma porque atentaba contra los derechos de las personas.