jeanine-anez

 

Redacción central – Edición impresa

La presidenta Jeanine Áñez dijo anoche sentirse orgullosa de haber conseguido la pacificación del país y de enviar señales a los bolivianos para que puedan confiar en las personas que llevarán adelante el próximo proceso electoral.

“Siento que estoy respondiéndoles (a los bolivianos) sin cálculos políticos, sino a lo que el país demandaba, y espero seguir en la misma línea porque no hay cálculo político de mi parte. Solo quiero cumplir con Bolivia y que hayan elecciones transparentes, ahí diré ‘misión cumplida’”, afirmó anoche en entrevista con la Red PAT.

Asimismo, dijo que no se puede seguir insistiendo en que hubo un golpe de Estado contra el gobierno del expresidente Evo Morales, porque lo primero que se hizo en su gestión fue llamar a elecciones generales.

“También queremos personalidades calificadas para que administren procesos electorales y creo que ese discurso mal intencionado está cayendo por su propio peso (…). En los niveles internacionales Tuto Quiroga va a demostrar que acá no hubo golpe de Estado, hubo ausencia de autoridad, un fraude electoral descarado, una manifestación ciudadana y una sucesión constitucional. En  la medida que vayamos avanzando, ese discurso va a quedar totalmente desfasado y no tendrá ningún peso”, manifestó.

Respecto a la situación de Morales, afirmó que tiene procesos penales y que debe responder al país por los abusos cometidos, arbitrariedades y persecuciones políticas.

“Si decide volver, tiene que responder ante la justicia y así va a ser”, indicó.