POLX-F1- COMPUTO TREP - JALLASI

 

Gonzalo Pérez Bejar – Edición impresa

La presidenta del Estado, Jeanine Áñez, afirmó que el informe de la Organización de los Estados Americanos (OEA) sobre la auditoría técnica a las elecciones del 20 de octubre muestra cómo el expresidente Evo Morales no tuvo escrúpulos para burlarse del pueblo boliviano y orquestar un fraude.

“Anoche, al recibir el informe final de auditoría de la OEA sobre las fraudulentas elecciones, pude confirmar que el gobierno de Evo Morales no tuvo escrúpulos para burlarse de los bolivianos”, afirmó Áñez.

Según la autoridad, el informe de la OEA describe con precisión la forma cómo el gobierno del MAS-IPSP tejió “una red de corrupción asentada en los poderes del Estado”. Sostuvo que la justicia no podrá dejar de sancionar “este acto criminal que se gestó desde la propia presidencia de Bolivia” con “el afán de perpetuarse en su modelo de poder corrupto, ilegal y violento”.

“Si alguien tenía dudas sobre el carácter del anterior gobierno, el informe de la OEA es suficientemente claro, quién pretendió manipular la voluntad del pueblo”, señaló.

En el “Informe de Análisis de Integridad Electoral de las Elecciones Generales de Bolivia” del 20 de octubre, el equipo auditor detectó una “manipulación dolosa de los comicios”, a nivel de actas y de falsificación de las firmas de los jurados de mesas.

“Los hallazgos encontrados por la OEA son pavorosos, se paralizó intencionalmente y arbitrariamente el sistema de Transmisión de Resultados Preliminares (TREP), se permitió que servidores no autorizados penetren al sistema informático para desviar el flujo de información”, sostuvo.

Afirmó que con el informe no le queda la menor duda de que se “orquestó un crimen de dimensiones escandalosas”.