La presidenta del Estado, Jeanine Áñez, en el mensaje en el que expresó su molestia por lo sucedido con los respiradores. (Foto: ABI)

 

Gonzalo Pérez Bejar/Bolivia Digital

La presidenta Jeanine Áñez instruyó este miércoles no pagar un solo centavo más por los respiradores que el Gobierno adquirió para hacer frente a la pandemia del coronavirus. Así lo hizo conocer a través de un mensaje en su cuenta de Twitter.

“El contrato investigado por sobreprecio por los respiradores era de 4.773.600 US. Llegaron a pagar 2.028 780 del total a los españoles. He ordenado que no se pague un centavo más. Mi compromiso es recuperar el dinero de los bolivianos. Seguiremos investigando caiga quien caiga”, escribió la Mandataria.

De acuerdo con los antecedentes, el Gobierno boliviano adquirió 170 respiradores de la marca RESPIRA equipos GPA Innova de industria española, con la intermediación de la empresa IME Consulting, que es representante de dichos respiradores para Latinoamérica.

El lunes pasado, el exministro de Salud Marcelo Navajas detalló que esos equipos fueron adquiridos por un monto de «27.683 dólares la unidad», cumpliendo los protocolos establecidos por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entidad financiera que otorgó un crédito para comprar estos equipos.

Como resultado de las investigaciones, dos funcionarios del Ministerio de Salud fueron aprehendidos el martes: el director ejecutivo de la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (Aisem), Geovanni Pacheco, y el asesor jurídico, Fernando Valenzuela.

Además de ellos, dos asesores del Banco Internacional de Desarrollo (BID) fueron citados a declarar, al igual que el exministro de Salud Marcelo Navajas.

El martes, la presidenta Áñez expresó su indignación y molestia por la presunta corrupción detectada en la adquisición de 170 respiradores para atender la emergencia por el coronavirus e instruyó una investigación transparente de ese hecho «caiga quien caiga».

«Me siento muy indignada y molesta por la posible corrupción en la compra de respiradores españoles. Cómo es posible que alguien intente robarle a los bolivianos en pleno sacrificio como el que estamos viviendo», manifestó en un mensaje a la nación.

Entre las últimas acciones asumidas en este caso, se resolvió apartar de su cargo al ministro de Salud, Marcelo Navajas, y a todos los servidores públicos que están siendo investigados por el presunto sobreprecio en la compra de 170 respiradores españoles de emergencia, informó en conferencia de prensa la ministra de Comunicación, Isabel Fernández.