002a

 

Redacción central – Edición impresa

La presidenta Jeanine Áñez completó anoche su gabinete y nombró a tres nuevas autoridades: Yerko Núñez como ministro de la Presidencia, en reemplazo de Jerjes Justiniano; Iván Arias a cargo de Obras Públicas y Óscar Mercado como titular de la cartera de Trabajo.

“A partir de ahora el Gobierno necesita niveles de mayor coordinación intergubernamental y de gestión. Tenemos desafíos por delante muy específicos”, manifestó durante el acto realizado en el Palacio de Gobierno.

Aseguró que la pacificación y el paulatino retorno de todas las actividades productivas y sociales en el país están avanzando sin pausa y que ahora el Gobierno construye las bases para un nuevo pacto social.

“Hemos demostrado nuestra voluntad de escuchar y llegar a acuerdos con cada una de las organizaciones sociales, cívicas, plataformas ciudadanas que representan a la diversidad que somos los bolivianos”, siguió. 

Por su parte, Núñez remarcó que su labor estará dirigida a colaborar el trabajo del Gobierno de transición, el fortalecimiento de la coordinación entre los órganos del Estado y sobre todo el establecimiento de la gestión pública con la participación activa de las organizaciones sociales y los pueblos indígenas. 

A su vez, Arias afirmó que durante su gestión priorizará la investigación de todos los actos anómalos que hayan ocurrido en gestiones anteriores y gestión de trabajo para temas de integración nacional como carreteras y otros. 

Mientras tanto, Mercado, quien estaba como viceministro de Trabajo, manifestó su voluntad de trabajar por los derechos laborales sin direccionamiento político, velando por los sectores más desprotegidos.

“Vamos a seguir en la línea que estábamos trabajando estos días, que fundamentalmente gira en torno a darle certidumbre al trabajador, a los empleados y al propio sector empresarial. Este ministerio no responderá más a criterios de orden ideológico político partidario”, señaló.