WhatsApp Image 2019-11-16 at 15

 

ABI/Cambio Digital

La presidenta transitoria de Bolivia, Jeanine Añez, recibió hoy en el Palacio de Gobierno al embajador Jean Arnault, enviado especial de Naciones Unidas (NNUU) que tiene la misión de dialogar con los principales actores políticos de Bolivia para solucionar la crisis que afecta al país.

El objetivo del experimentado diplomático francés es encontrar concesos políticos y viabilizar «elecciones transparentes, incluyentes y creíbles», señala un comunicado de esa instancia.

Bolivia trabaja para superar la inestabilidad política y social que se desató luego de las elecciones del 20 de octubre en las que, según un informe de auditoría de la Organización de Estados Americanos (OEA), “se detectaron irregularidades”. Esta situación ocasionó masivas protestas que llevaron a Evo Morales a renunciar a la presidencia y la asunción de Jeanine Áñez como dignataria transitoria.

«A partir de mañana vamos a empezar a encontrarnos a con una multiplicidad de actores políticos sociales para conversar sobre los lineamientos de la no violencia, de la pacificación y de la necesidad de un diálogo urgente al respecto; (además de) la necesidad de contribuir de la mejor forma posible al objetivo anhelado de la celebración de elecciones libres y transparentes», dijo Arnault a los periodistas luego de su encuentro con la Presidenta.

El enviado especial de Naciones Unidas acompañará al embajador de la Unión Europea (UE) en Bolivia, León de la Torres en la mediación del diálogo entre distintas fuerzas políticas que buscan ponerse de acuerdo para organizar los próximos comicios en un clima de tensión política y social.

«Creemos que es fundamental estabilizar el país, recuperar la calma, superar la violencia, que se produzca el inicio de una reconciliación nacional y, sobre todo, que se den los primeros pasos firmes para la convocatoria inmediata de elecciones, esta vez sí transparentes y creíbles», manifestó De la Torre el viernes.