ULT XX-FX-UCP

 

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, se reunió ayer con la presidenta Jeanine Áñez para tratar temas administrativos y de gestión pendientes a favor de esa urbe y que fueron paralizados durante la anterior gestión gubernamental.

“Nos reunimos para lograr que en este tiempo, a pesar de que es un Gobierno de transición, se puedan encaminar estos trámites que son esencialmente administrativos,  por ejemplo trámites de créditos que estaba llevando adelante el gobierno municipal y que los pagará el propio gobierno municipal para proyectos de distinta naturaleza que quedaron paralizados”, manifestó el burgomaestre.

Destacó la amabilidad y gentileza con la que fue escuchado por la Jefa de Estado y dijo que se determinó llevar adelante reunión con distintos ministros para hacer viables sus peticiones. También informó sobre el valor de los bienes municipales que fueron destruidos y quemados durante las manifestaciones violentas de partidarios del MAS.