El compromiso de la Agencia es el de continuar controlando que exista el abastecimiento de GLP y combustibles líquidos en todo el territorio nacional, de la mano con otras acciones de solidaridad para los más vulnerables. (Foto: ANH)

Bolivia Digital

Con el objetivo de continuar brindando ayuda y extender un brazo de solidaridad a la población más vulnerable del país en esta etapa de cuarentena, la Agencia Nacional de Hidrocarburos ANH La Paz lanzó su segunda campaña denominada ANH Solidaria.

Dicha campaña tiene como finalidad entregar alimentos a diferentes centros y albergues que acogen a personas de escasos recursos, personas con capacidades diferentes, hogares de niños. En esta ocasión suman a esta ayuda la recolección de alimentos para los animales de la calle.

Esta actividad se realiza con aportes propios de los funcionarios de la ANH, pero abren la posibilidad de que la ciudadanía se adhiera a esta cruzada llamando a la línea gratuita 800 10 6006 o enviando sus mensajes de WhatsApp al 72072300. El personal de la Agencia irá hasta los domicilios de los aportantes para recoger la ayuda y así unir esfuerzos para colectar una cantidad considerable.

Desde que se dieron las alertas respectivas de cuarentena debido al COVID-19 en todo el país, la ANH —aparte de continuar con el trabajo de regulación, supervisión, control, fiscalización de los hidrocarburos y garantizar el abastecimiento de combustible y GLP— realiza un trabajo arduo de compromiso y solidaridad con el pueblo boliviano.

Acciones solidarias de la Agencia Nacional de Hidrocarburos en tiempos de la pandemia por el COVID-19:

  • En el campamento instalado en Pisiga para los compatriotas varados por la crisis sanitaria, se apoyó con 24 equipos, entre cocinas, hornos, garrafas, mangueras industriales y 280 garrafas de GLP, para esto se destinó a personal de Oruro para implementar las cocinas y hornos con las normas de seguridad y para capacitar a miembros de las FFAA en su uso.
  • Se habilitó la línea telefónica gratuita para trasladar garrafas de gas a hogares de ancianos y niños imposibilitados de trasladarse.
  • Se entregaron implementos de bioseguridad para el Hospital San Juan de Dios de Oruro consistentes en 20 mil barbijos, 1.600 batas quirúrgicas y 14 mil cubrezapatos, lo que permite brindar mayor seguridad al personal de salud.
  • En Sucre, el Ministerio de Hidrocarburos, la Gerencia de Ductos y Redes YPFB y la Agencia Nacional de Hidrocarburos ANH alcanzaron a recolectar alrededor de 600 piezas, entre colchones, sábanas y frazadas. También alimentos no perecederos (200 kilos) como fideos, sal, aceite y barbijos (1.200 unidades).
  • El martes 14 de abril donó alimentos a un albergue de personas necesitadas. La ayuda consistió en víveres que permitirán sostener estos días de cuarentena; insumos como azúcar, arroz, harina, huevos, aceites, papel higiénico, entre otros, los cuales se entregaron para la alimentación de cerca de 70 personas que se encuentran en un albergue temporal de la ciudad de Cochabamba.
  • En Santa Cruz se entregaron alimentos para 150 familias guaraníes que viven en la zona de la carretera Paurito.
  • En Cochabamba, la ANH fue intermediaria para hacer la entrega de dinero a una familia que vive en condiciones precarias, a fin de que esta pueda pagar su alquiler y a la vez reciba víveres.
  • Se sumó a la donación de víveres al Banco de Alimentos de Tarija con el aporte de 10 quintales de arroz, 10 quintales de harina y 50 cajas de galletas
  • En La Paz, junto al Gacip, coadyuvó a “Pañuelos Blancos” en el recojo de alimentos por diferentes zonas de la ciudad para ayudar a las familias de escasos recursos.
  • Se entregó 25 toneladas de víveres al Banco de Alimentos Solidarios que gestiona la oficina de Gestión Social del Ministerio de la Presidencia, dichos alimentos fueron adquiridos con el aporte voluntario de los funcionarios de la entidad reguladora del país.
  • Se apoyó al Senasir a cancelar las rentas a personas impedidas de salir de sus casas, proporcionando el transporte, y así abarcar con este sistema de pago a más de 1.000 asegurados en la ciudad de La Paz, quienes por su avanzada edad, falta de movilidad y/o enfermedad no pueden acudir a los puntos de pago.

El compromiso de la Agencia es el de continuar controlando que exista el abastecimiento de GLP y combustibles líquidos en todo el territorio nacional, de la mano con otras acciones de solidaridad para los más vulnerables.