Imagen referencial de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm). (Foto.: Uagrm).

Periódico Bolivia

Esta semana las universidades públicas del país se declararon en emergencia ante la falta de liquidez para el pago de salarios de los docentes. Esto propició un encuentro con los representantes del Comité Ejecutivo Universitario Boliviano (CEUB) y el Ministerio de Economía y Finanzas. Este concluyó con la firma de una acuerdo para la modificación de la programación Anual de Cuotas de Cajas de estas entidades académicas.

En un comunicado del Ministerio de Economía se detalla que el acuerdo tiene como finalidad «que se pueda cumplir con las obligaciones salariales».

Entre las entidades académicas que se beneficiarán están: la Universidad Autónoma Gabriel René Moren (Uagrm), Universidad Autónoma de Beni José Ballivián y la Universidad Mayor, Real y Pontificia de San Francisco Xavier de Chuquisaca. Solo la primera de estas cuenta con más de 3.500 funcionarios, entre docentes y administrativos.

Cabe aclarar que en el comunicado del ministerio se detalla que «no se llegó a un acuerdo con la Universidad Mayor de San Simón-UMSS de Cochabamba, debido a la falta de predisposición de sus autoridades para solucionar el pago de salarios de docentes y administrativos». Además, se añade que «esta casa superior de estudios tiene 317.829.213,67 Bs, saldo suficiente en cuentas para cubrir 6,6 meses de los salarios de sus docentes y administrativos; no teniendo la predisposición de ajustarse a la disponibilidad de recursos del TGN, como lo hicieron las otras universidades».

En el país se declaró cuarentena nacional a finales de marzo y desde entonces se suspendieron las labores académicas en todos los niveles de formación. Aunque algunos profesores y docentes están optando por la modalidad virtual.