Redacción central – Edición impresa

El Centro de Investigaciones Arqueológicas de Samaipata (CIAS) informó ayer sobre la realización el viernes de una ceremonia especial con motivo de la celebración del aniversario XXI de la Declaratoria del Fuerte de Samaipata como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Según se anunció, en el acto también se realizará la presentación del proyecto para la conservación del sitio arqueológico por parte de la empresa Edolo, a través de gestiones de apoyo de la fundación Emegece y fondos del Ambassadors Fund for Cultural Preservation.  El proyecto consiste en la construcción de un laboratorio químico para la conservación del fuerte, así como la construcción de nueva infraestructura turística y de oficinas administrativas en el museo del lugar.

El 5 de diciembre de 1998 el Fuerte de Samaipata fue elegido para integrar la lista de obras patrimoniales de la humanidad por representantes de más de 204 países del mundo, en una reunión de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Localizado en el departamento de Santa Cruz, el Fuerte de Samaipata es la roca tallada más grande del planeta y escenario de culturas desde hace 2.000 años.  De acuerdo con estudios recientes, no sería de facto una fortaleza militar, sino que es considerada generalmente un asentamiento religioso precolombino, construido por la cultura Chané. Existen también ruinas de una ciudad inca construida cerca del templo, que fue erigida durante la expansión sudeste del imperio andino.